2013: El año en carbono voluntario

Photo credits: Ecosystem Marketplace
27 de diciembre de 2013 Gloria Gonzalez

Grandes corporaciones siguen apoyando proyectos de compensaciones en carbono voluntario- especialmente aquellos que tienen una buena historia detrás- y 2013 finalizó con noticias motivantes que decenas de empresas están estableciendo un precio interno para el carbono e incluyéndolo en sus planes de negocios. Pero, ¿será suficiente eso para prevenir que los proyectos actuales retrocedan?

Tal vez sea conveniente que 2013 fue el año de la serpiente, viendo como los mercados de carbono sin duda sufrieron un montón de vueltas y revueltas en los últimos 12 meses. Para los defensores del mercado de carbono, el año tuvo un comienzo problemático cuando el abuelo de los programas de comercio de cumplimiento, el Sistema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea (EU ETS, por sus siglas en inglés), se redujo a un mínimo histórico. Pero para finales de 2013, una evolución positiva en el frente de cumplimiento en algunas jurisdicciones, a saber, California y China, así como el continuo compromiso de los compradores voluntarios para invertir en proyectos atractivos, sostiene la esperanza para la expansión en el 2014 y más allá.

 

Precios del ETS de la UE cayeron a 2,81 euros por tonelada en enero (link en inglés) y se estableció un nuevo mínimo histórico de 2,63 dólares euros por tonelada en abril después de que el Parlamento Europeo rechazó una solución de emergencia para el mercado de cumplimiento atribulado. Después de meses de intensas negociaciones, sin embargo, los países de la UE acordaron finalmente la llamada propuesta "backloading", en el que se pospondrá la venta de hasta 900 millones de derechos de emisión, una medida que los participantes esperan pueda sostener el mercado hasta que una solución más permanente se alcanza.

 

El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), sin embargo, no recibió tales salvavidas de parte de negociadores en la Conferencia de las Partes (COP19) en Varsovia en noviembre no lograron encajar una solución concreta para el mercado del MDL. Las propuestas para establecer un precio mínimo y para que las instituciones financieras, como el Fondo Verde para el Clima, rescaten al mercado -caracterizado por la compra de los créditos muy baratos- fracasaron. Pero jugadores clave como Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, aún ven el papel de los mecanismos basados en el mercado como el MDL formando parte de un acuerdo futuro sobre el clima, sobre todo porque los países africanos apoyan firmemente el mantenimiento de un programa en el cual sienten aún no haber tenido la oportunidad de participar plenamente.

 

 

MANIOBRANDO EL MOSAICO

En junio, Ecosystem Marketplace de Forest Trends (EM) publicó su Reporte del 2013 del Estado de los Mercados Voluntarios de Carbono, que encontró que la compra de compensaciones de carbono voluntarias aumentaron un 4% en 2012 hasta 101 millones de toneladas de emisiones de carbono (MtCO2e), pero el valor de mercado disminuyó 11% a US$523 millones, ya que los precios de compensaciones se redujeron ligeramente para varios tipos de proyectos populares. Proyectos de energía renovable fueron una vez más el tipo de proyecto más popular entre los compradores voluntarios, lo que no es sorprendente dada su accesibilidad relativa. Justo detrás del sector, sin embargo, estuvieron los proyectos forestales y de uso de la tierra, con la forestación/reforestación y proyectos de deforestación evitada (REDD) entre los más buscados, en particular en América Latina.

 

REDD, en particular, hizo grandes avances en 2013, a pesar de las preguntas persistentes sobre la demanda futura de los créditos. El estado brasileño de Acre se está preparando para su posible participación en el programa de comercio de emisiones de California mediante el aprovechamiento de un marco de trabajo jurisdiccional según el Verified Carbon Standard (VCS) que dará cuenta de las actividades REDD en todo el estado; CarbonCo validó y vendió créditos de carbono de su proyecto piloto en la jurisdicción en enero (link en inglés). Un evento histórico en el mercado de carbono se realizó en septiembre, cuando el pueblo Paiter Suruí de la Amazonia vendió los primeros créditos REDD indígenas al gigante brasileño de cosméticos Natura Cosméticos en un proyecto utilizando la metodología VCS REDD. En Varsovia, el acuerdo sobre el llamado "Reglamento REDD" estableció directrices para determinar los niveles de referencia nacionales de deforestación, un paso clave para permitir que fluya el financiamiento de REDD basado en el cumplimiento.

 

Otro tipo de proyecto que tomó auge en el año 2013 fue de estufas limpias, con un aumento en la actividad de estos proyectos en África y América Latina. Las compensaciones de carbono contribuyeron fondos para la mitad de los ocho millones de cocinas limpias o eficientes distribuidas en 2012, cuando altos precios de las compensaciones y la demanda corporativa para estos proyectos dirigieron US$167,3 millones al sector, según un nuevo informe de EM en nombre de la Alianza Global para Estufas Limpias.

 

 

CALIFORNIA, CHINA, MARCHAN HACIA EL FRENTE, AUSTRALIA SE RETIRA

Hubo grandes noticias en el tema de cumplimiento en 2013 con el lanzamiento oficial en California de su programa de comercio de gases de efecto invernadero (GEI) para la reducción de emisiones en enero, estimulando el desarrollo de proyectos y el compras de compensaciones en el Estado. Reguladores de California finalmente comenzaron a emitir compensaciones de sustancias destructoras del ozono (artículo en inglés)  en septiembre y compensaciones forestales en noviembre (artículo en inglés), allanando el camino para el desarrollo de actividades adicionales en 2014. Quebec, Canadá, el futuro socio comercial de California, finalmente celebró su primera subasta de derechos de emisión de carbono el mes pasado, a pesar de que se consideró un poco decepcionante (artículo en inglés), ya que los compradores sólo compraron cerca de un tercio de los derechos de emisión disponibles.

 

Las dos jurisdicciones planean unir sus fuerzas para un sistema de comercio vinculado en el año nuevo, y otros estados de EE.UU. pueden ser alentados a participar en la diversión de negociación, también, si las esperadas normas de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. para el control de las emisiones de carbono de las centrales eléctricas existentes ofrecen la flexibilidad deseada por los estados (artículo en inglés). La Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero (RGGI, por sus siglas en inglés) ya está argumentando el caso a nivel federal (artículo en inglés) que su programa de comercio debe ser elegible para exigencias de cumplimiento, y muchos expertos creen que unirse a los programas existentes en California y el noreste puede ser un camino mucho más fácil para los estados, que empezar un nuevo régimen regulatorio a partir de cero.

 

Mientras tanto, al otro lado del mundo, China pasó 2013 lanzando tres de sus planificados siete mercados subnacionales de carbono. Comercialización en Shenzhen inició en junio, y los mercados de Shanghai y Beijing lanzaron el mes pasado, y se comenzó a negociar en Guangdong a mediados de diciembre. China podría ofrecer un salvavidas a los desarrolladores de proyectos MDL por lo que les permite volver a registrar sus créditos como Reducciones Certificadas de Emisiones de China, que alcanzarían precios más altos en los mercados internos.

 

Mientras que China dio un gran paso hacia delante, Australia tomó un igualmente importante en retroceso. La oposición política puede haber condenado el programa de precios de carbono de Australia, responsable por una oleada de actividad pre-cumplimiento - casi 3 MtCO2e de compensaciones de uso de la tierra y de bosques negociados el año pasado, según el Reporte de 2013 del Ecosystem Marketplace El Estado de los Mercados de Carbono Forestales lanzado a principios de noviembre.

 

PRECIOS DEL CARBONO HACEN FUROR

Mientras que los acontecimientos a nivel subnacional y nacional fueron noticias bienvenidas para los mercados de carbono en su mayoría, la falta de avances hacia un acuerdo internacional sobre el clima en Varsovia sigue siendo una fuente de frustración para muchos veteranos de la COP. Sin embargo, los defensores de la fijación de precios del carbono pueden consolarse con el hecho de que el establecimiento de un precio del carbono interno se está convirtiendo en práctica habitual para docenas de corporaciones globales, a pesar de la ausencia de un régimen regulador global de las emisiones de GEI.

 

Algunos de los nombres más importantes en el sector energético, incluyendo ExxonMobil, BP y Royal Dutch Shell, están utilizando las proyecciones de precios de carbono de dos dígitos (artículo en ingles) para guiar sus decisiones de planificación de negocios. Disney y Microsoft han ido un paso más allá, utilizando los ingresos generados por sus programas internos de pagos de carbono para invertir en una amplia gama de proyectos de compensación, demostrando una afinidad particular para proyectos de REDD en Asia, África y América Latina.

 

Será que los mercados de carbono enfrentarán otro año de tipo montaña rusa en el 2014? Ese podría ser el caso, ya que principales preguntas siguen sin respuesta. ¿Cómo irán los esfuerzos para establecer programas de REDD jurisdiccionales, y California los aceptará como parte de su mercado de cumplimiento? ¿Afiliados del lado de precios anti-carbono en Australia tendrán éxito en su misión de derogar el impuesto de carbono del país? ¿Habrá suficiente progreso en COP20 en Lima, Perú el próximo año para permitir que los negociadores lleguen a un nuevo acuerdo internacional sobre el clima en París en el año 2015?

 

Manténgase en sintonía con nosotros.

 

Gloria Gonzalez es Asociada Senior en el Programa de Carbono Del Ecosystem Marketplace. La puedes encontrar en ggonzalez@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.