Avances en derechos de carbono forestal: La situación mexicana

26 de marzo de 2014 Carina Bracer y Ciro Calderón

En su décimo quinta edición, los Diálogos sobre Bosques Gobernanza y Cambio Climático, auspiciado por Rights and Resources Iniciative (RRI) reunió a un variado grupo de personas que hicieron escuchar su voz sobre el tema de derechos de carbono, con miras al acuerdo internacional reciente en Varsovia relacionado con REDD+ (o Reducción de Emisiones de Deforestación y Degradación de bosques). Miramos de cerca la participación de Sergio Madrid y la situación en México.

En las palabras de introducción, Arvind Khare, Director Ejecutivo de RRI, enfatizó la necesidad de un enfoque en temas como: el vendedor, el dueño, y la comodidad intercambiada como fundamentales para el comercio y flujo significativo entre países en desarrollo y desarrollados. Ahora que hay más claridad acerca de cómo proceder en implementar actividades REDD+ gracias a la definición de un Reglamento REDD en Diciembre 2013 durante las negociaciones de la Convención MNUCC este dialogo vivo entre los cerca de 100 participantes en el Dialogo fue vivo (ver artículo completo en inglés en el Portal de Carbono Forestal aquí, y información adicional del evento en el panel al lado derecho de esta página).

Este nuevo Reglamento REDD, así como el nuevo Marco Metodológico de la Facilidad de la Alianza de Carbono Forestal (Forest Carbon Partnership Facility ó FCPF, por sus siglas en inglés) que están listos a financiar hasta USD$390 millones para REDD, y dos de los estándares más utilizados en el mercado de carbono REDD (VCS y CCB), adoptan salvaguardas relacionadas a estos temas. Según Charles Di Leva de la Unidad de Derecho Ambiental e Internacional del Banco Mundial, existen “tantos momentos para presentar información al proceso relacionado con derechos y recursos, que creo que hemos creado una situación que no permite las actividades si las comunidades o grupos indígenas no desean que la actividad ocurra”. Otros no están de acuerdo. Kate Horner, de la Agencia de Investigación Ambiental indicó que hay varios problemas con los salvaguardas- como por ejemplo el que se requiera que los países revisen los regímenes de tenencia y propiedad antes de firmar los acuerdos de pago por reducción de emisiones (Emission Reduction Payment Agreements o ERPA’s, por sus siglas en inglés), pero que no requiere que los resuelvan.  

 

¿QUIÉN Y CÓMO REDD EN MÉXICO?

Uno de los temas más importantes, según la discusiones es poder identificar los actores que participan en acuerdos o negocios REDD. Y esto implica desentrañar el tema de la tenencia- el derecho a usar, ser dueño de, administrar, excluir a otros, o intercambiar la tierra y los bienes ambientales que se produce en esa tierra- como por ejemplo el carbono secuestrado. En una reciente encuesta sobre 23 países con ingresos medios y bajos, la Iniciativa para los Derechos y Recursos, RRI, encontró que sólo México y Guatemala han promovido legislación nacional que define la tenencia sobre los derechos de carbono.

Sobre ello, Sergio Madrid Zubirán, del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible de México, comentó durante el evento que 54% de las 100 millones de hectáreas de tierra forestal del país pertenece a los ejidos o comunidades, el 35.7% le pertenece a la iniciativa privada y sólo 3.7% es propiedad federal, ante lo cual la Ley Nacional Forestal especifica que: "si uno es dueño del terreno, uno es dueño del recurso forestal, incluyendo el carbono". 

Resaltó la importancia de los acuerdos internacionales como los que están ocurriendo entre Chiapas y Campeche en México y el estado de California en los EUA, en relación a compensación de carbono. Y en ese contexto enfatizó la importancia de la creación de una plataforma para el para asegurar el comercio justo dentro de los contratos.

"Es muy importante que las leyes sean consensuadas entre el gobierno y la sociedad. Además de los compromisos internacionales, hay una política nacional en contra de una imposición desde arriba. Todo tiene que ser consensuado", declaro Sergio Madrid durante una conferencia sobre el Comité Técnico Consultivo de REDD+ como plataforma de participación ciudadana. En una reciente publicación sobre el tema, el CCMSS señaló que los procesos participativos con cada vez más recurrentes, en donde distintos niveles de gobierno, sociedad civil, representantes de comunidades y ejidos participan en la discusión de mejores alternativas de manejo, mercado, financiamiento, legislación, etc. 

Hablando de la estrategia nacional de REDD en México, Madrid recordó que es de manejo forestal, por lo que no busca no tocar los bosques, sino manejarlos. La estrategia refine dos tipos de derechos: el derecho de emisiones de carbono evitadas, y el derecho a recursos forestales. 

Es obvio que si bien los acuerdos entre estados de diferentes países son un avance en la materia, hay muchas preguntas sobre el desarrollo y los mecanismos de estas iniciativas, incluyendo por ejemplo la participación y derechos de importantes actores como grupos indígenas y mujeres, y la legalización de muchos de los nuevos términos y conceptos que estas iniciativas traen consigo. 

 

 

Carina Bracer es Directora de Valorando Naturaleza.org.  La puedes encontrar en cbracer@valorandonaturaleza.org.

Ciro Calderon es Asistente de Proyecto en Valorando Naturaleza, con sede en Baja California Sur, México. Lo puedes encontrar en ccalderon@valorandonaturaleza.org.

Favor de consultar nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si desea volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.