Basándose en París, los países arman los mercados de carbono de mañana

29 de enero de 2016 Steve Zwick

Las negociaciones sobre el cambio climático formales no se reanudan hasta mayo, pero Alemania, Japón y Nueva Zelanda están pastoreando en silencio los mercados de carbono del mundo hacia la compatibilidad entre sí - y, ellos esperan, con la CMNUCC. He aquí un vistazo a lo que se avecina para los mercados globales de carbono en 2016.

Este es el primero de una serie de dos partes a explorar el papel de los mercados en el Acuerdo de París.

Han pasado seis semanas desde que los negociadores del clima adoptaron el histórico Acuerdo de París, y la mayoría de los negociadores han estado tomando un tiempo bien merecido para recargar para lo que promete ser un año agotador por delante - incluso como profesionales fuera del ámbito de negociación formal lucha para ponerse al día con el aparato que se desató sobre ellos ese día histórico en diciembre. 

"Hemos tenido que volver a dar forma a la tarea de la Plataforma de Mercado de Carbono a la luz del Acuerdo de París", dice Julia Kleinschmidt, economista ambiental que dirige el Ministerio de Medio Ambiente de  Instituto Ecológico alemán.

Alemania lanzó la plataforma en octubre del año pasado, a instancias del Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos), con un mandato vago para crear un hablar de espacio para que los países filosofar sobre los mercados de carbono. Después de París, se encontraron con un, concreto y claro acuerdo vinculante para poner en funcionamiento.

"No esperábamos ninguna disposición sobre los mercados de carbono [a surgir en París], pero lo que tenemos ahora es bastante terrible", añade, haciendo referencia el artículo 6 del Acuerdo de París - un texto sencillo y elegante que da a cada país una luz verde para desarrollar los mercados de carbono a nivel nacional e incluso negociar la reducción de emisiones a nivel internacional, siempre y cuando se desarrollan los procedimientos de contabilidad que son aceptables con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

[Vaya a "Artículo 6: Anotado" para el texto completo]

 

"Como se puede imaginar, los puntos de vista en el mercado de carbono son muy divergentes entre los países del G-7", añade Kleinschmidt. "Pero hemos descubierto cierta superposición donde pensamos que tendría sentido para trabajar juntos en un nivel tan alto." 

Ella no dio más detalles, pero dice que podemos esperar que los detalles surjan en breve - haciéndose eco de sentimientos que, de una u otra forma, se expresan por la gente a través de la comunidad de carbono: desde la iniciativa en Mercados de Carbono Conectados del Banco Mundial, que se reunirá en Zurich en marzo, al Ministerio de Medio Ambiente de Nueva Zelanda, que coordinó una declaración en apoyo de los mercados de carbono. Fue firmado por 18 países el día de la aprobación del Acuerdo de París.

En las próximas semanas, dice Kleinschmidt, el ministerio espera ofrecer más detalles sobre esas discusiones, y es de esperarse el  anuncio una ampliación de la plataforma del G-7 para incluir los principales países emisores como Brasil y China.

"Hay muchas cosas tras bambalinas”, dijo un negociador. "Mucha llamadas alrededor."

La mayoría de los que llaman por teléfono es entre los participantes del mercado y las ONG deseosas de mantener el impulso de París, pero los negociadores también tienen que trabajar duro para ellos antes de que las conversaciones se reanuden oficialmente en la Conferencia sobre el Cambio Climático de Bonn a finales de mayo. Actualmente hay cinco grupos de trabajo independientes encargados de manejar los asuntos relacionados con el mercado, y los que necesitan ser simplificado si es que el proceso avanza. 

Con tantos esfuerzos moviéndose en paralelo, la reunión de marzo del Banco Mundial en Zurich se perfila en un powwow no oficial para trazar caminos e identificar peligros - muchas de las cuales permanecen, pero ninguno de los cuales parecen insuperables. 

"Es cierto que hay algunas cuestiones difíciles, pero en gran parte son minucias", dice Jeff Swartz, Director Internacional de Políticas para las Emisiones Asociación Internacional de Comercio (IETA).

"El planeta no puede esperar a que todo lo que se va a trabajar, y el espíritu del artículo 6 es bastante claro. Dice a los países: "Usted puede ir perseguir su enfoque, pero sólo asegúrese de que las provisiones contables son consistentes con lo que está definida en la CMNUCC. '"

 Cerca de 40 jurisdicciones nacionales y más de 20 sub-nacionales están participando o preparándose para participar en los sistemas de comercio de emisiones de hoy, y otros países están considerando otras opciones de mercado. Fuente: Banco Mundial

El camino doble: ¿países o empresas?

El artículo 6 del Acuerdo de París establece dos vías para la creación de los mercados internacionales de carbono. El primero es el de los países del G7 y Nueva Zelanda están guiando - concretamente, el que permite a los programas nacionales comercian sus emisiones reducciones internacional. Sobre el terreno, esto podría significar una expansión de la clase de vínculos con el mercado que California y Quebec han forjado (con Ontario uniéndose próximamente) y que China y Corea del Sur están pensando.

"El papel de la ONU será establecer normas contables claras y estables que todo el mundo se rige por lo que sabemos que cada reducción de las emisiones sólo se contabiliza una vez, pero en realidad dejando que los propios países en coche de las transacciones en el mercado", dijo Nathaniel Keohane, el Vicepresidente a cargo del Clima Mundial para Environmental Defense Fund (EDF), en diciembre. "Este es un interesante contraste con el Protocolo de Kyoto, que estableció un mercado de arriba hacia abajo, porque aquí vemos la ONU el reconocimiento de las realidades sobre el terreno, las jurisdicciones que ya están usando los mercados, y diciendo: 'He aquí algunas reglas básicas del camino para promover y fomentar el crecimiento de los mercados, y además también para dejar que los países tomen un papel de conducción en hacer eso. "

El segundo camino, defendido por Brasil, se forjó dentro de la propia CMNUCC y ofrecen un mecanismo centralizado para la transferencia de la reducción de emisiones, conocidas bajo el Acuerdo de París como ITMOS (Resultados de Mitigación Internacionalmente Transferidos). Este enfoque centralizado probablemente se basará en la infraestructura del mercado y la experiencia del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), aunque no está claro si las unidades del MDL (CERs) serán realmente viable post-2020.

Estos dos caminos no son excluyentes entre sí, y de hecho ya están mundialmente al alcance ambos a la vez.

Artículo 6: Anotado

Este es el texto completo del artículo 6, con un breve resumen de cada párrafo en lenguaje simple. 

1. Las Partes reconocen que algunas Partes deciden proseguir la cooperación voluntaria en la ejecución de sus contribuciones determinadas a nivel nacional para permitir mayor ambición en sus acciones de mitigación y adaptación y para promover el desarrollo sostenible y la integridad del medio ambiente.

Los países pueden cooperar entre si para catapultar sus estrategias de cambio climático ("permitir una mayor ambición en sus acciones de mitigación y adaptación") y promover el desarrollo sostenible.

2. Cuando la participación de forma voluntaria en los enfoques de cooperación que implican el uso de los resultados de mitigación transferidos internacionalmente hacia contribuciones determinadas a nivel nacional, las Partes deberán promover el desarrollo sostenible y asegurar la integridad del medio ambiente y la transparencia, incluyendo en el gobierno, y se aplicará la contabilidad robusta para garantizar, entre otras cosas, evitar la doble contabilidad, en consonancia con la orientación adoptada por la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Acuerdo de París.

Los países pueden cumplir sus objetivos de reducción de emisiones ("contribuciones determinadas a nivel nacional") por el comercio de reducción de emisiones ("internacionalmente transferido los resultados de mitigación") entre sí, y pueden crear sus propias estructuras de gobierno para gestionar el proceso, pero deben asegurarse de que el comercio promueve el desarrollo sostenible, y que deben seguir los principios de contabilidad aprobadas por la CMNUCC. 

Preguntas planteadas:

El Acuerdo de París permite la transferencia de las reducciones de emisiones entre los países, pero las estrategias nacionales sobre el clima no es tan uniforme como las compensaciones que estaban bajo el Kyoto Protocolo. Interestingly, el Acuerdo de París hace decir que el comercio debe promover el desarrollo sostenible, que parece como un remanente de los días de diferenciación.

3. El uso de los resultados de mitigación transferidos internacionalmente para lograr contribuciones determinadas a nivel nacional en virtud del presente Acuerdo deberá ser voluntaria y autorizada por las Partes participantes.

Ningún país tiene la obligación de participar en los mercados de carbono.

4. Un mecanismo para contribuir a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar el desarrollo sostenible se crea bajo la autoridad y orientación de la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Convenio de París para su uso por las Partes sobre una base voluntaria. Será supervisado por un organismo designado por la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Acuerdo de París, y tendrá como objetivo:

  1. Promover la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero, mientras promocione el desarrollo sostenible;
  2. Incentivar y facilitar la participación en la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de entidades públicas y privadas autorizadas por una Parte;
  3. Contribuir a la reducción de los niveles de emisión en el país de acogida, que se beneficiará de las actividades de mitigación que resulta en la reducción de emisiones, que también pueden ser utilizados por otra Parte para cumplir su decidida contribución a nivel nacional; y
  4. Ofrecer una reducción global de las emisiones globales.

La CMNUCC también creará una plataforma de negociación centralizada que los países pueden utilizar para el comercio de reducción de emisiones. Algunos llaman a esto el "Mecanismo para un Desarrollo Sostenible".

5. La reducción de emisiones resultantes del mecanismo contemplado en el apartado 4 del presente artículo no se utilizarán para demostrar el logro de la contribución decidida a nivel nacional de la Parte de acogida si se utiliza por otra Parte para demostrar el logro de su contribución determinada a nivel nacional.

Si un país transfiere una reducción de emisiones a otro país, entonces ya no puede deducir esas emisiones a partir de su propio inventario de carbono. En otras palabras: no hay doble contabilidad.

6. La Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Convenio de París se asegurará de que una parte de los ingresos de las actividades en el marco del mecanismo se refiere el apartado 4 del presente artículo se utiliza para cubrir los gastos de administración, así como para ayudar a los países en desarrollo Partes que son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático a sufragar los costos de la adaptación.

Parte del dinero recaudado de la plataforma central se destinará a mantener el mecanismo, y algunos se van a países menos desarrollados.

7. La Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Acuerdo de París adoptará normas, modalidades y procedimientos para el mecanismo contemplado en el apartado 4 de este artículo, en su primera sesión.

Negociadores de alto nivel ofrecerán más detalles sobre el Mecanismo de Desarrollo Sostenible a finales de este año en Marrakech.

8. Partes reconocen la importancia de la no-mercado integrado, holístico y equilibrado aproxima estar a disposición de las Partes para ayudar en la aplicación de sus contribuciones determinadas a nivel nacional, en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, de manera coordinada y eficaz, incluso mediante, entre otras otras cosas, la mitigación, adaptación, financiamiento, transferencia de tecnología y la creación de capacidad, según el caso. Estos enfoques tendrán por objeto:

  1. Promover la mitigación y la ambición de adaptación;
  2. Mejorar la participación pública y privada en la ejecución de las contribuciones determinadas a nivel nacional; y
  3. Habilitar espacios de coordinación a través de los instrumentos y mecanismos institucionales pertinentes.

Los países pueden también cooperar sin utilizar los mercados, y los enfoques de no mercado se puede integrar con los enfoques basados en el mercado. Enfoques de no mercado han sido promovidos por países como Bolivia y Venezuela, y podrían incluir las políticas para promover la energía renovable, como un ejemplo.

9. Un marco para el no de mercado se acerca al desarrollo sostenible queda definido para promover los enfoques de no mercado se refiere el apartado 8 del presente artículo.

Esta es la primera de una serie de dos partes a explorar el papel de los mercados en el Acuerdo de París. Próximo lunes: El papel del sector privado, y el desafío de vincular los mercados sin igual.

 

 

 

Steve Zwick es Editor-en-jefe del Ecosystem Marketplace. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.