Compradores Corporativos se quedan con Compensaciones de Carbono Voluntarias en un año de transición.

2 de junio de 2014 Ecosystem Marketplace

Fue un año muy alocado en el carbón voluntario, con volúmenes migrando a los mercados de sistemas de comercio de derechos de emisión de California y nuevas entidades gubernamentales integrándose del lado del comprador. A pesar de todo, la mayoría de los compradores corporativos que usaban las compensaciones en el pasado, lo siguen haciendo, pero fue difícil encontrar nuevos interesados. Aquí un avance de nuestro más reciente reporte del “Estado de los Mercados Voluntarios de Carbono”.

En un esfuerzo por reducir sus contribuciones a las emisiones de gases invernadero mundiales, empresas líderes como Chevrolet, Marks & Spencer, y Allianz continuaron con la compra de compensaciones de carbono voluntarios en 2013, bloqueando 76 millones toneladas métricas de gases invernadero fuera de la atmósfera, de acuerdo con el reporte anual sobre el Estado de los Mercados Voluntarios de Carbono, presentado por Forest Trends´ Ecosystem Marketplace en Colonia, Alemania.

Estos y otros actores diversos pagaron USD$379 millones por compensaciones de carbono para neutralizar emisiones que no pudieron reducir directamente. Esta cantidad apoya a cientos de proyectos ambientales, particularmente aquellos que reducen o evitan la deforestación (“REDD”), instalación de energía eólica o distribución de estufas ecológicas en países en vías de desarrollo.

Aproximadamente 90% de las compras del 2013 provinieron de “compradores recurrentes” – testimonio a la lealtad continua de muchas compañías a su compromiso por compensar, pero también un claro recordatorio del reto que enfrentan los mercados en atraer nuevos compradores de compensaciones voluntarias. En general, la demanda mundial quedó corta comprada con los niveles de 2012 por 26.7 millones de toneladas y USD$144 millones, y con una caída en el precio promedio por tonelada de un 16% a USD$4.9.

Millones de estás toneladas “perdidas” fueron transadas - sólo que no voluntariamente. Cuando el programa de sistemas de comercio de derecho de emisión del estado estadounidense de California entró en vigor en 2013, muchos compradores efectuaron compras de compensaciones voluntarias en años pasados (promediando 10 millones de toneladas/año) para preparase para la ley el año pasado, obteniendo las mismas compensaciones – las cuales tuvieron sus orígenes en el mercado voluntario – para cumplir con la ley. La serie de reportes de Ecosystem Marketplace no monitorea las compensaciones de carbono compradas para cumplimiento directo, sólo las preparaciones “pre-cumplimiento”. Comparado con las aproximadamente 15 millones de toneladas de compensaciones de carbono compradas para el pre-cumplimiento en 2012, los suministradores de compensaciones de 2013 sólo reportaron 300.000 toneladas de tal demanda.

“La ausencia de estas transacciones norteamericanas de nuestro reporte es una ganancia, no una pérdida, para los mercados voluntarios de compensaciones” dice Molly Peters-Stanely Directora de Ecosystem Marketplace. “Valida a aquellos que apoyaron lo que originalmente eran instrumentos voluntarios que están finalmente viendo demanda por parte del mercado obligatorio de California, e prueba a gobiernos con políticas similares en desarrollo que el mercado voluntario puede conducir a acciones tempranas, políticas informadas y a una exitosa transición para cumplir las necesidades de cumplimiento”.

La demanda pre-cumplimiento amortiguada fue conducida no sólo por el lanzamiento del mercado de California, sino también por la desintegración del mercado pre-cumplimento de Australia ya que este país no pudo mantener su impuesto inclusivo de compensaciones de carbono. Las ventas de compensaciones en los Estados Unidos también cesaron de reflejar cualquier expectativa de un mercado de carbono nacional, lo que una vez condujo significativa actividad en el ahora clausurado Chicago Climate Exchange (CCX).La actividad bajo el legado del programa del CCX constituyó 8.3 millones de toneladas transadas en 2012, las cuales no se repitieron en 2013.

Esto significa que las compañías que compraron compensaciones el año pasado, lo hicieron porque lo querían hacer - no porque lo tuvieran que hacer. Las organizaciones basadas en Europa, donde una vez más, los compradores más grandes del “mercado voluntario”, compraron 28 millones de toneladas de compensaciones de carbono el año pasado. Esto representó una disminución del 36% del 2012, lo cual los suministradores de compensaciones de la región culparon a la lenta recuperación económica, al pesimismo en lo que respecta al estado del mercado de carbono regulatorio de la región, y a la competencia con enfoques de moda para la sustentabilidad de negocios y cadena de suministros.

La forestería volvió a entrar al ruedo, con los proyectos REDD con transacciones de 22.6 millones de toneladas – un record para los proyectos de conservación forestal y hasta 8.6 millones de toneladas en 2012. Este volumen fue impulsado por un acuerdo histórico entre el Bando de Desarrollo Alemán KfW (Kreditanstalt für Wiederaufbau) por medio del Programa Alemán de Emprendedores de REDD+ y el estado brasileño de Acre. El año pasado Acre acordó de retirar por lo menos 8 millones de toneladas de créditos de carbono ganados por la protección de sus bosques en un periodo de cuatro años. Acre también cumplirá con el retiro de compensaciones de KfW de manera individual como su “propia contribución” – duplicando efectivamente el impacto del acuerdo.

“El trabajo hecho en Acre, junto con las transacciones históricas del 2013 entre los indígenas brasileños de Paiter Suruí y Natura Cosméticos, indica las economías emergentes en América Latina y otros lados están dispuestas y capaces para proteger el futuro de sus bosques”. Dice Michael Jenkins CEO y presidente fundador de Forest Trends. “Será muy interesante ver si y cómo estos mismos gobiernos reconocerán líderes en los mercados voluntarios de compensaciones conforme los países se comprometen a nuevas metas climáticas en los meses por venir.”

El gran salto del año pasado en la demanda por compensaciones REDD llegó en un precio más bajo, cayendo 44% de USD$7.4/tonelada a USD$4.2/tonelada. Este precio ponderado estuvo fuertemente influenciado por menos de cinco desarrolladores de proyectos que negociaron 28% de todas las compensaciones REDD a menos de USD$3/tonelada. Las 40 transacciones REDD restantes reportadas a través de la encuesta tuvieron un precio de entre USD$3/tonelada y USD$20/tonelada.

En otros desarrollos, los proyectos en África tuvieron un año record, abasteciendo cerca de 11 millones de toneladas de compensaciones compradas. Una gran parte de estas compensaciones también provienen de forestería. Los proyectos de distribución de estufas limpias o ecológicas, las cuales tuvieron una gran demanda de compradores voluntarios en 2012, tuvieron una disminución tanto en precio como en volumen del 18% y 26% respectivamente, comercializando 4.3 millones de toneladas a un precio promedio de USD$9.2 toneladas.

 

El resumen del reporte está disponible aquí. El reporte completo estará disponible gratuitamente en el mismo link a finales de junio.

 

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.