Con el fin de las conversaciones de Lima, la atención se desplaza a las iniciativas de los países

15 de diciembre de 2014 Steve Zwick

Las conversaciones climáticas de Limna terminaron la madrugada del domingo con un acuerdo escueto sobre lo que constituye una contribución válida de los Aportes Destinados con Determinación Nacional-(INDC) y una hoja de ruta para las conversaciones de fin de año en 2015 que comenzará con propuestas de abajo hacia arriba de países y es de esperarse terminar con una convergencia en París. Con tan pocos detalles sobre INDCs, los países tendrán que incrementar de forma individual antes de marzo.

El canciller francés, Laurent Fabius, resumió el resultado de la 20ª Conferencia de las Partes (COP 20) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), tan bien como cualquier persona.

"Hemos logrado en Lima un muy buen y útil acuerdo, que sienta las bases para un acuerdo en París", dijo. "Manuel [Pulgar-Vidal] ha sido a la vez muy eficiente y muy diplomática, porque por un lado se ha tenido éxito en la consecución de un gran acuerdo."

Pero tenía una advertencia;

"Por otro lado, ha dejado mucho trabajo por hacer para París."

El “Llamado de Lima a la Acción Climática" contiene tanto un acuerdo de 22 párrafo sobre  Aportes Previstos con Determinación Nacional-(INDC), que son las propuestas de reducción de emisiones que cada país comenzarán proponer en el primer trimestre de 2015, y un texto de negociación para el acuerdo de 2015.

Ya está terminada la larga lista de componentes específicos que componen un INDC válida, pero el acuerdo de Lima  consagra un procedimiento para que los países ofrezcan sus INDCs tempranos y sincronizarlos en el transcurso del año.

"La información para los INDCs es clave", dijo Pulgar-Vidal, el Ministro de Medio Ambiente del Perú que se desempeñó como Presidente de la COP 20. "Los INDCs son clave para tener este equilibrio entre el proceso de arriba hacia abajo para París de abajo hacia arriba, y también porque los INDCs nos van a mostrar si hay un hueco, lo que es la dimensión de la brecha ". 

El texto de negociación de Paris compone la mayor parte del acuerdo, y contenía muchos elementos que habían sido polémico en todo Lima y siguen sin resolverse. Se incluyen en los elementos no resueltos son los métodos para contabilizar el uso del suelo. 

Los 22 párrafos sobre INDCs eran menos detallados de lo que muchos esperaban, y eso hará que los próximos tres meses especialmente crítico ya que los países subirán sus INDCs al sitio web de la Convención. Se supone que las propuestas para contener objetivos específicos de reducción de emisiones y planes específicos para alcanzarlos, y los optimistas creen que la aparición de un acuerdo global de arriba hacia abajo provocará una carrera hacia la cima a lo largo de 2015 e incluso más allá.

"A medida que las contribuciones son presentadas, la presión de grupo crecerá que los países sean lo más transparente y ambicioso posible", dijo Jennifer Morgan, del Instituto de Recursos Mundiales (WRI).

"Mientras que la Cumbre de Lima cumplió con las expectativas, la presión sigue siendo a los países a presentar sus mejores emisiones de reducción ofrece principios del próximo año", dijo Alden Meyer, director de estrategia y política de la Unión de Científicos Preocupados (UCS). "La buena noticia es que tres emisores más grandes del mundo - China, Europa y los EE.UU. - ya se han comprometido a hacerlo, y se espera que otros se unan a ellos.

UNA VIEJA BRECHA

Los INDCs fueron creados en las últimas horas de las conversaciones de Varsovia, en un esfuerzo para salvar una brecha entre los países en desarrollo - sobre todo potencia arriba y recién llegados como China y Brasil - y los países desarrollados - principalmente los Estados Unidos. Mientras que los negociadores estadounidenses esperaban que la introducción de INDCs sería borrar la distinción entre países desarrollados y en desarrollo, China, respaldada por los países en desarrollo, logró reintroducir lenguaje que consagra la obligación de los países desarrollados que pagar por "daños y perjuicios". Los negociadores estadounidenses se habían opuesto al lenguaje, con el argumento de que la tasa de desarrollo económico de China puso en una categoría diferente a la mayoría de los otros países en desarrollo.

"Hay divisiones profundas y grandes sobre las cuestiones más importantes, incluyendo el financiamiento climático, ¿qué países están más obligados a tomar medidas para reducir las emisiones, y si se debe dar mayor prioridad a la adaptación", dijo Meyer. "Estas divisiones casi descarriló el proceso en Lima, y si no se abordan, amenazan con bloquear un acuerdo en París."

Un obstáculo clave era la falta de voluntad de muchos países, especialmente China, a someterse a un escrutinio externo.

"Para evitar los peores impactos del cambio climático, necesitamos un acuerdo fuerte, basada en la ciencia que establece el mundo en un camino para eliminar virtualmente las emisiones que atrapan el calor antes de finales de este siglo", dijo Meyer. "La resistencia de algunos países para permitir el escrutinio de sus propuestas es preocupante."

PRE-2020

La decisión de Lima incluyó pasos modestos para aumentar la ambición de aquí a 2020, incluso mediante la prestación de apoyo técnico a los países en desarrollo para acelerar el despliegue de tecnologías de energía renovable y otras soluciones para el cambio climático. Desafortunadamente, no hubo un progreso real en la manera de ampliar los recursos financieros hacia los USD$ 100 mil millones por año en 2020 meta prometida por los EE.UU. y otros países desarrollados hace cinco años en Copenhague.

"El progreso en el Fondo Verde para el Clima fue un punto brillante, con los países excediendo a la meta USD$ 10000 millones para el 2014", dijo Morgan de la IRG. "Estos fondos comenzar una transición a una baja en carbono y una economía resistente al clima. Será importante identificar fuentes adicionales de financiación que están a la par con la magnitud del desafío climático."

ADAPTACIÓN DE LA ASCENDENCIA

El  Secretario Ejecutivo de la CMNUCC destacó el aumento de la adaptación al mismo nivel que la mitigación, que se hace proporcionando una mayor visibilidad a los planes de los países de Adaptación Nacional (PAN) y el Fondo Verde para el Clima. Pulgar-Vidal también puso en marcha una Red Global PNA implica Perú, los EE.UU., Alemania, Filipinas, Togo, el Reino Unido, Jamaica y Japón.

EL CENTRO DE INFORMACIÓN EN LIMA PARA REDD +

Los países reunidos en Lima hicieron progresos en la prestación de apoyo para evitar deforestation.Colombia, Guyana, Indonesia, Malasia y México presentaron formalmente información y datos  en el estado de sus reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero en el sector forestal a la secretaría de la Convención a raíz de una presentación similar de Brasil a principios de año.

Estas líneas de base es probable que aumenten la posibilidad de obtener financiación internacional en el marco de iniciativas como Reducción de Emisiones por deforestaciones y la degradación forestal (REED +).

En apoyo de esto, el Presidente de la CP anunció que un "centro de información" se pondrá en marcha en el sitio web de la Convención, que pone de relieve las acciones de los países en la realización de las actividades de REDD +.

El objetivo es lograr una mayor transparencia tanto en las acciones emprendidas, incluidas las salvaguardias para las comunidades y los pagos que se realizan.

 

 

 

 

Steve Zwick es Editor-en-jefe del Ecosystem Marketplace. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.