El ultimo plan de acción climático de Obama resalta iniciativas público-privadas para promover REDD+

Photo credits: Fox News
18 de julio de 2013 Tara O'Shea y Gina Angiolillo

El plan nacional de acción climático del presidente Obama, publicado el 25 de junio, hace un llamado a la necesidad de tomar medidas significativas para proteger los bosques tropicales restantes a través de un compromiso de liderar iniciativas internacionales de reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques (REDD+).

Para leer el artículo original publicado en Sustainable Brands.com, haz click aqui. 

Sin embargo, Obama no es el primero en reconocer el papel fundamental que juegan los bosques en la mitigación y adaptación al cambio climático. Tampoco es el único que está haciendo una llamada a la acción urgente para la conservación de los bosques tropicales.

El hecho sorprendente es que la deforestación, la cual representa casi el 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero anuales, está bombeando más CO2 a la atmósfera que todo el sector de transporte a nivel global. Abordar  los incentivos económicos perversos que motivan la deforestación es ampliamente reconocido como un elemento fundamental para avanzar en las estrategias climáticas integrales.

Es por ello que las Naciones Unidas crearon el mecanismo de REDD+ para cuantificar y valorar los servicios de captura de carbono que los bosques proporcionan. Al hacer que los bosques tengan mayor valor en pie que talados, REDD+ ofrece a las comunidades forestales y los países en desarrollo con una alternativa sostenible,  baja en carbono,  para promover el desarrollo económico.

El Plan de Acción Climático de Obama ya está avanzando en la implementación de REDD+ a través de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID). Estas intervenciones han dado como resultado la no generación de más de 140 millones de toneladas de emisiones de CO2 que hubieran sido generadas por deforestación en países como Colombia, Ecuador, Zambia y Papua Nueva Guinea.

Los EE.UU. no son los únicos que están comprometidos con REDD+. Noruega se ha comprometido con una inversión de más de US$500 millones en REDD+ al año, e Indonesia está utilizando REDD+ para catalizar un cambio hacia una agenda de desarrollo “verde” para el país, desde el nivel nacional hasta el nivel local.

El impulso no se limita a los gobiernos nacionales. Las empresas multinacionales, como Microsoft, Puma, y Allianz, confirmaron su compromiso con la integración de REDD+ en las prácticas de sostenibilidad corporativa en el último evento de Conversaciones sobre REDD+. Disney también ha prestado un gran apoyo a un proyecto REDD+ en el Perú.

Es posible que debido a la urgente necesidad de abordar el problema de la deforestación –  lo equivalente a la 36 campos de fútbol de bosque se pierden cada minuto –estamos viendo el surgimiento de la primera estrategia global que realmente tiene el apoyo de actores públicos y privados.

En ninguna parte es esto más obvio que aquí en California. En los próximos meses, la Junta de Recursos del Aire del California (ó California Air Resources Board) decidirá sobre la inclusión de REDD+ como un protocolo de compensación viable dentro de la Ley de Soluciones al Calentamiento Global de California (AB 32). Esto permitiría a las empresas que tienen requerimientos según la ley,  satisfacer hasta el 2% de sus obligaciones de cumplimiento a través de compensaciones de REDD+ entre 2015 a 2018, y hasta el 4% de sus obligaciones de cumplimiento a partir de esa fecha.

El enfoque equilibrado del marco regulatorio propuesto en California asegura que las empresas con requerimientos continúen reduciendo sus emisiones en la fuente, pero al mismo tiempo reconoce la importancia de los bosques tropicales en el contexto de política de cambio climático. Esta es una oportunidad para consolidar y generar  mayor apoyo público-privado en la implementación de acciones para afrontar el cambio climático y al mismo tiempo avanzar de manera real en los compromisos de Estados Unidos en relación a la reducción de emisiones.

Seguimos perdiendo un área de bosque tropical tres veces el tamaño de San Francisco todos los días. El mundo simplemente no puede permitirse el lujo de esperar.

 

Las autoras, Tara O'Shea  y Gina Angiolillo son respectivamente, Directora de Alianzas Corporativas y Coordinadora de Comunicaciones en CodeREDD.

Pare leer el artículo original publicado en Sustainable Brands.com, haz click aqui.  Traducido por Valorando Naturaleza.

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente.

 

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.