En Chiapas, REDD+ jurisdiccional necesita claridad - no confusión.

28 de abril de 2016 Felicia Line

Después de una década de deliberación, el estado de California pronto podría dejar que sus empresas cumplan parte de sus obligaciones de reducción de emisiones protegiendo los bosques en lugares como el estado mexicano de Chiapas. Para que funcione, el proceso no sólo debe ser socialmente y científicamente riguroso; también debe ser bien comunicado.

Mientras participaba en un taller reciente sobre el cambio climático y el papel de los bosques en la Selva Lacandona en Chiapas, México, le pregunté a un miembro activo de la comunidad indígena lacandón si sabía lo que REDD + representaba. Él respondió correctamente, "Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación".

"Y el" más "?", Le pregunté. 

"Redd más ... dinero!"

Un amigo mío contó una historia similar: mientras él estaba explicando REDD + para personas de la comunidad tseltal, un anciano se puso a hablar.

"No sé acerca de este REDD + del que estás hablando", dijo. "Lo único que sé acerca de la Cruz Roja!"

Otro colega mío recuerda su confusión cuando los miembros de una comunidad diferente en la Selva Lacandona le preguntaron cuando la "gran red" que iba a descender sobre el bosque - pero su confusión se disipó cuando se dio cuenta que habían traducido literalmente la palabra roja en " red". 

Incluso los funcionarios del gobierno se han confundido con su terminología, y uno de ellos expresaron su alivio después de llegar a un taller y descubrir que se trataba de los bosques y no las redes de ordenadores.

Esta confusión es comprensible aquí, debido a que el anterior gobernador de Chiapas utiliza el término "REDD+" para describir un programa que canalizó el dinero del impuesto de tenencia de automóvil del estado a los propietarios de tierras indígenas en la Selva Lacandona. Recibieron 2000 pesos (alrededor de USD$ 150 dólares) por mes como un emblema "agradecimiento" por ser "guardianes del bosque" - sin que nadie monitoreara para ver si estaban efectivamente conservando el bosque o no.

Una introducción al grupo indígena lacandón y su historia como fuertes administradores forestales de la Selva Lacandona mexicana.

Algunos de los indígenas lacandones estaban contentos de recibir dinero por no hacer nada, y la mayoría dice que gastaron el dinero en alimentos y medicinas. Muchos, sin embargo, afirman que una gran parte del dinero recibido por los vecinos indígenas choles y tsetsales se reinvirtió en la agricultura y ganadería – contradiciendo el punto del subsidio por conservación - mientras que otros afirman que el dinero se gasta en alcohol, coches o productos baratos que no siempre estaban en los mejores intereses de la familia.

Está claro que este programa carecía de toda justificación científica o social, sino que era una creación política, diseñada para obtener votos de los habitantes del bosque a los que se les canalizó dinero. No tenía nada que ver con la estrategia nacional o estatal REDD + que se está construyendo colectivamente en México, y fue desechado por derecho después de algunos años - pero no antes de la brigada de desinformación erróneamente equipara con la iniciativa REDD + que se debate actualmente en el estado de California

Para un resumen del debate desinteresado, ve "El debate se calienta por el plan de California para reducir las emisiones a través de la protección de la selva tropical " de Mongabay.

Acerca de esta serie

Este artículo es parte de una serie continua de examinar el papel que las comunidades indígenas y tradicionales en la vigilancia de los bosques y el desarrollo de iniciativas de REDD +.

Experiencia local podría ser el eslabón perdido para la protección de la selva tropical intacta más grande de México

La vinculación del bosque comunitario de seguimiento hasta Jurisdiccional Con REDD +

Jurisdiccional REDD + necesita claridad - No Confusión - En Chiapas

Regístrese para recibir una alerta cuando las nuevas entregas de esta serie se publican, así como cuando publicamos informes especiales.

La (des)conexión de California

Como todas las campañas de desinformación, éste tenía un germen de verdad en ello. En 2010, el gobernador de Chiapas Sabines Guerrero firmó un protocolo de acuerdo con el gobernador de California, Arnold Swarzenneger y Jorge Viana, gobernador de Acre, Brasil para explorar las opciones de compensaciones de REDD + para el cambio de ley climática ARB32 de California. El MOU se refiere explícitamente a un enfoque REDD + jurisdiccional desarrollado en colaboración con todas las partes interesadas, y que dio lugar a una serie de normas estrictas respaldadas por los indígenas, los políticos y la comunidad científica, de forma acumulativa conocido como el Grupo de Trabajo de Compensación REDD +.

También se puede haber inspirado Sabines Guerrero para poner en marcha su iniciativa de pseudo-REDD, con la esperanza equivocada de que finalmente será reconocido por el estado de California y financiado por el programa de compensación. Eso, sin embargo, está muy lejos de ser "relacionados con el programa de cap and trade de California a través de un complejo esquema de "compensación de carbono "," como una organización escéptica lo dijo- especialmente desde que el actual gobierno de Chiapas parece decidido a evitar que se repitan este error, y que está tomando un enfoque más riguroso y participativo para la construcción de su estado de Estrategia jurisdiccional REDD +.

La sombra del poder

California ha estado explorando opciones para las compensaciones de REDD + fuera del estado, en parte debido al aumento de los precios de sus créditos de carbono, y en parte debido al éxito de algunos de sus programas de compensación forestal nacional.

Potencialmente, en los próximos años, un mercado de bonos de carbono del sistema de cap and trade de California podría proporcionar la financiación del carbono para las comunidades forestales, pero la demanda no es tan alta como se esperaba. Se permitirá sólo el 8% del total de emisiones reducciones que se compensará de otros sectores, tales como los proyectos de agricultura o forestales, en California, y de este, se permitirá sólo el 2% que venir de compensaciones internacionales. A partir de estas compensaciones internacionales, sólo un pequeño porcentaje será REDD + créditos, que en sí mismo es una inversión bastante poco atractivo y arriesgado. 

El año pasado California firmó un memorando de entendimiento con México, proporcionando una base potencial de los vínculos con cualquiera de las iniciativas de reducción de emisiones forestales de México, no sólo con Chiapas, en función de rendición de cuentas en materia de derecho de cambio climático de México.

REDD en México

La cara de "REDD +" ha cambiado radicalmente en los últimos años, y ahora está centrado no sólo en la Lacandona pero en cinco áreas de acción tempranas tempranas de REDD + en México, pasando de la escala del proyecto a la escala jurisdiccional que requiere muchos más componentes que solo programas de pago- por-ambientales.

Grupos multi-disciplinarios y multi-sectoriales, como el Comité Técnico Consultivo sobre REDD + (CTC-REDD +) han estado trabajando en el ámbito regional y nacional sobre la construcción de una estrategia REDD+ más inclusiva,  más estrictas que incluya el monitoreo, reporte y verificación de resultados de emisiones-reducción para garantizar la integridad y salvaguarda del medio ambiente para asegurar que no hay daño a las comunidades en la implementación de REDD +. Este estado de Visión y Estrategia REDD +  no tiene ningún parecido en absoluto con el programa "REDD +" que Chiapas implementó, pero subsisten muchas dificultades, como la política, la corrupción y discordancia entre los sectores ambientales y agrícolas.

La Estrategia Nacional REDD + fue escrita por múltiples partes interesadas de una amplia variedad de sectores, y se ha llevado muchos años llegar a un consenso. La atención se ha desplazado de los pagos en efectivo para "proteger" el bosque a un enfoque más integrado en la gestión del uso del suelo, cuyo objetivo es identificar y alinear las políticas y los programas al tiempo que ayuda a conservar y aumentar las reservas forestales de carbono restantes.

La distribución de los beneficios y mecanismos de pago-por-resultado siguen siendo determinada, y la Estrategia Nacional REDD + está aún en fase de consulta. Las comunidades con más probabilidades de beneficiarse son las que tienen los derechos de tenencia de tierras claros y fuertes capacidades para la planificación, implementación y seguimiento de acciones que reduzcan las causas de la deforestación. Debemos, por lo tanto, esforzarnos en apoyar a las mujeres y los jóvenes - no sólo los propietarios - poner en marcha los mecanismos de cooperación que detonan un ingreso de actividades bajas en carbono, que no debe ser limitada a REDD, pero podrían incluir la exportación de productos maderables y no maderables certificados y ecoturismo , entre una plétora de otras actividades.

En la región Lacandona, las lecciones aprendidas de las políticas anteriores implementadas por el gobierno federal y estatal están siendo documentados, y se examinaron con el fin de averiguar qué políticas han tenido más éxito y merecen continuar. El programa más inminente pago por resultados es del Fondo de Carbono del Fondo Cooperativo para el Carbono Forestal, y este año México presentará una propuesta al Banco Mundial para las zonas tempranas de acción de REDD +, incluyendo la Selva Lacandona, para el pago por resultados elegibilidad. Las actividades que se realizarán en el campo se decidirán en los programas de inversión, que se presentará en los próximos meses, y en base a una propuesta que aborda las causas de la deforestación identificadas en áreas clave que han sido consultados con las comunidades locales.

Esto debería alejarse de los tradicionales modelos de "pagos por servicios ambientales" hacia políticas más innovadoras que se ocupan de la deforestación en su causa, la combinación de mejores prácticas agrícolas y las cadenas de suministro sostenibles. Los indígenas que viven en el bosque tienen claras cuáles son las causas y soluciones a la deforestación - es sólo una cuestión de escucharlos y apoyarlos, y asegurar que las actividades realizadas son eficaces y sostenibles. Esto es lo REDD+ jurisdiccional es realmente, y lo que se comunica y consulta en México.

Esta es la cuarta de una serie continua que examina el papel de las poblaciones indígenas y tradicionales en el manejo de los bosques de México. La próxima entrega examina el papel de lacandones en la vigilancia de sus bosques.

 

 

Felicia Line es un coordinadora de campo del programa sin fines de lucro CarbonPlus de EcoLogic. Ella coordina y supervisa las actividades de campo y de escritorio relacionados con la iniciativa REDD + con el clima de los Gobernadores y el Fondo Forestal en los estados de Chiapas, Campeche, Jalisco, Tabasco y Quintana Roo en el sur de México.

 

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.

Favor de consultar nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si desea volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.