En el Día de la Tierra, nos enfocamos en resultados en lugar de la teoría

27 de mayo de 2014 Ann Espuelas

El Jefe Tashka Yawanawa, líder de una tribu indígena que vive en la selva amazónica de Brasil, habló en el Foro Mundial Skoll sobre Espíritu Emprendedor Social acerca de su lucha para mantener el estilo de vida tradicional de su gente, que evolucionó en una lucha para salvar los bosques del mundo.

 

No era difícil de encontrarlo. A la sombra del Castillo de Oxford, bajo el domo de la Biblioteca Bodleian, o desde la Torre de la Iglesia de Santa María, era imposible no ver el penacho de plumas de colores vivos, así como lo era la cara del hombre que lo portaba, el Jefe Tashka Yawanawa, en Oxford, Inglaterra a principios de abril dentro del Foro Mundial Skoll sobre Espíritu Emprendedor Social. Ahí, donde la historia del lugar es de alguna manera sigue viva, su penacho estaba ahí por otro tipo de historia. Ningún juglar, ni décadas tras décadas de pensamiento educado ni la majestuosa arquitectura, sino una historia más antigua – de los bosques y la gente que hace de los árboles y su tierra su hogar.

Tashka hizo un largo viaje desde su aldea en el rincón noroeste de Brasil para reunirse con más de emprendedores sociales en la conferencia. Ahí, Malala Yousafzai, la chica pakistaní que recibió un disparo en la cara por los Talibanes por haberse expresado acerca de la educación de las niñas, le habló un concurrido auditorio acerca de su compulsión de hablar por aquellos que no pueden hacerlo por ellos mismos. Los expertos hablaron acerca de la medición del impacto, desarrollo sustentable y la “construcción de la paz entre sectores”.
Y en un pub con siglos de antigüedad, con una cerveza y un pie de carne, el Jefe Tashka habló de los 800 miembros de su comunidad, con las plumas de su penacho rozando las piedras del techo bajo del lugar. Los Yawanawa, como otros grupos indígenas, están luchando para mantener su estilo de vida y tradiciones vivas enfrentando serias amenazas, como la tala ilegal y la minería. Están luchando por la selva, a menudo descrita como “los pulmones del planeta”.

Jefe Tashka

Tashka habló del “Plan de Vida” de su gente, un documento que describe su crecimiento para los próximos 50 años, identificando las estrategias para áreas claves, incluyendo salud, educación y seguridad. Es un mapa dinámico para el futuro, ampliamente informado por conocimiento tradicional y valores. El Plan de Vida es un instrumento invaluable, vital para el trabajo de los Yawanawa como protectores del bosque. Tashka habló de como los valores embebidos en el Plan son vulnerables a las presiones de fuera, quienes, en su corta visión, cambiaría la esencia de la tierra.

Tan improbable como pudiera verse, la vulnerabilidad fue lo que trajo a Tashka a la conferencia Skoll y a los emprendedores sociales quienes por cinco días se reunieron en Oxford - para ver si de alguna manera él y otros líderes indígenas puden trabajar con mercados modernos para salvar los bosques del mundo.
A lo largo de la semana, los participantes de la conferencia analizaron los mercados económicos en el contexto del emprendedor social en conferencias y seminarios, discutiendo modelos de negocios híbridos, “ganancias con propósitos”, productividad de pequeños productores. Entonces, ¿cómo entra el Plan de Vida de los Yawanawa, encaja con esas ideas, con los mercados emergentes? En las realidades en desarrollo de los indígenas en un mundo de constante cambio, ¿cómo están absorbiendo los cambios y continúan su rumbo?

¿Cómo un grupo, pequeño, aislado y remoto de cuidadores del bosque adoptan la tecnología actual y el modelo de negocios de los mercados modernos – y más importante, cómo instrumentos financieros emergentes (como el mecanismo de financiamiento de carbono forestal REDD) adopta los valores y estructura de Plan de Vida?

La respuesta para esas preguntas puede contener el tipo de historia de éxito en la conservación que puede resultar esquiva a veces. Es en el cruce de estos dos elementos - el nuevo y el viejo – donde las soluciones en cambio climático están emergiendo. Un evento de estos es una iniciativa nueva y única que empoderará a las comunidades que dependen del bosque para adoptar equitativa y productivamente nuevas fuentes de financiamiento, incluyendo REDD+ y otras iniciativas compatibles. De primera mano, se llama AIME – que significa Acelerando Inclusión y Mitigación de Emisiones, y es una sociedad de organizaciones ambientales e indígenas que dentro de Forest Trends hemos estado dirigiendo, gracias al generoso apoyo de la Agencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Internacional (USAID).

Es útil identificar los “puntos de equilibrio” que existen cuando la tecnología y el mundo moderno coinciden en el bosque. Los Yawanawa están usando teléfonos Android para capturar y transmitir datos valiosos acerca de los bosques al gobierno y otros, sistemas de mapeo sofisticados de sus tierras, y el internet para comunicar más allá de las fronteras de sus territorios. El mercado moderno, en cambio, está siendo dirigido por culturas tradicionales que piensan más ampliamente hacia el futuro, dándose cuenta que confiar el activo que es el bosque a los indígenas es la decisión más inteligente que pueden hacer.

Conforme los emprendedores sociales piensan en grande, los economistas procesan números y los científicos lanzan una mirada tenebrosa a la creciente crisis climática, adoptemos los valores que han mantenido a los indígenas durante tanto tiempo - una capacidad para evolucionar y adaptarse con un profundo respeto a las tradiciones pasadas. Así como el penacho del Jefe Tashka simboliza la tradición milenaria de proteger uno de los recursos más valiosos de la Tierra, podemos ser optimistas que con la estrategia adecuada, podemos solucionar alguno de los asuntos más críticos del cambio climático y demás temas ambientales de nuestro tiempo. Tal y como Tashka dijo, “Cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de preocuparnos por la Madre Tierra”.

 

Ann Espuelas escribe para Forest Trends. Síguela en Twitter.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.