En lo que el Papa se equivoca respecto a la compensación

5 de julio de 2015 Steve Zwick

El Papa Francisco teme que las empresas pueden utilizar las compensaciones de carbono para comprar la evasión de sus responsabilidades ambientales, pero la evidencia cuenta una historia diferente. Mientras que algunos malos  actores seguramente abusan del mecanismo, la mayoría de las empresas que utilizan las compensaciones lo hacen para reducir las emisiones más allá de su propia base de operaciones. He aquí los números.

La ”Carta Ecuménica sobre el cuidado de nuestro hogar común" del Papa Francisco es elegante, inspiradora, y perspicaz. Incluso puede llegar a ser transformacional si las personas prestan atención a su llamado a liberarse de consumismo chupa-almas y sumergirse en la naturaleza y la hermandad del hombre.

El Pontífice identifica correctamente los controladores de este lío: nuestra desconexión de la naturaleza y de los demás, nuestro abrazo de la libertad absoluta como un valor espiritual núcleo, y nuestra capacidad de simplemente negar verdades incómodas. Pero su debilidad se encuentra en la solución y descarta una de las herramientas más eficaces de que disponemos porque cree que no "permite el cambio radical que las circunstancias actuales requieren."

La herramienta está compensando carbono, que es la práctica de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante el apoyo a las actividades que salvan selva tropical en peligro, distribución de estufas de combustión limpia, o apoyo otras tecnologías limpias. En los últimos cinco años, los pueblos indígenas han utilizado la compensación para salvar sus bosques (por medio de un mecanismo llamado REDD +) y demarcar sus territorios, mientras que los agricultores rurales de todo el mundo lo han utilizado para desarrollar prácticas sostenibles de uso del suelo.

El Papa teme que la compensación "puede ser simplemente una estratagema que permite mantener el consumo excesivo de algunos países y sectores", que es una vieja preocupación por las indulgencias empresariales que permiten a las empresas "compran su salida" de sus obligaciones de reducción de emisiones. Eso, sin embargo, no es así como las compensaciones están diseñadas para trabajar, y nuestra investigación muestra que no es ni siquiera cerca de lo que está sucediendo ahora mismo. De hecho, lejos de utilizar las compensaciones para comprar su salida de sus obligaciones, la mayoría de las empresas están utilizando para reducir las emisiones más allá de su base inmediata de las operaciones.

A principios de este año, aprovechamos la base de datos del Carbon Disclosure Project (ahora sólo "CDP) de 1.882 empresas, y nos encontramos con que sólo 214 de ellos utilizaron las compensaciones. Los 214, sin embargo, estábamos usando como parte de una estrategia global de sostenibilidad, y que estaban haciendo mucho más para reducir las emisiones que eran las empresas que no compensan. En 2013 solamente, gastaron USD$ 41 mil millones para mejorar la eficiencia energética, el diseño de productos de bajo carbono, y educar tanto a sus empleados y sus consumidores en el desafío climático - que es exactamente el tipo de sensibilización que el Papa está impulsando.

La mayoría sólo se dirigió a la compensación después de reducir sus propias emisiones directas, y por lo general utilizan sus compensaciones para reducir las emisiones de sus proveedores, y no de sí mismos.

Además de eso, las compensaciones más populares fueron las que ayudaron a los pueblos indígenas y la población rural pobre salvar sus bosques en peligro de extinción - actividades del Papa abraza en otras partes de su encíclica.

"Es esencial para mostrar un cuidado especial para las comunidades indígenas y sus tradiciones culturales", escribe. "Para ellos, la tierra no es una mercancía sino un don de Dios y de sus antepasados que descansan allí, un espacio sagrado con el que tienen que interactuar para que puedan mantener su identidad y sus valores."

Más tarde, se dirige a la población rural pobre en general, y destaca su necesidad para la comercialización y el apoyo tecnológico.

"La agricultura en las regiones más pobres se puede mejorar a través de la inversión en infraestructuras rurales, una mejor organización de los mercados locales o nacionales, sistemas de riego y el desarrollo de técnicas de agricultura sostenible", escribe. "Las nuevas formas de cooperación y organización de la comunidad pueden ser animadas con el fin de defender los intereses de los pequeños productores y preservar los ecosistemas locales de la destrucción. En verdad, se puede hacer mucho!"

¡Sí! Pero él no tiene en cuenta que gran parte ya se está haciendo - en gran medida con la ayuda de la financiación de REDD +. Al otro lado de la Amazonia, por ejemplo, los pueblos indígenas están utilizando REDD +, en particular, y la compensación en general para desarrollar a largo plazo, las estrategias de agricultura sostenible y para mantener a sus formas tradicionales de vida. En África, los pueblos indígenas están utilizando la financiación de REDD + para asegurar sus derechos a la tierra y desarrollar sofisticados programas de uso del suelo, mientras que los programas similares están en marcha en todo el mundo.

La compensación, sin embargo, no es una "solución" completa y total para el desastre climático, y no pretende serlo. Mal implementada, puede incluso convertirse en la estratagema por la que el Papa se preocupa. Pero hace bien, es una herramienta increíblemente eficaz en una gran caja de herramientas, sin embargo, sólo se entregará a gran escala si se incrusta en una respuesta al cambio climático funcional, bien regulado, y global. Para desarrollar esa respuesta, necesitamos liderazgo, y el Papa es la entrega en ese frente. Sin embargo, el liderazgo que ignora viables, soluciones  no entregará nada más que palabras, y tenemos un montón de esas.

 

 

Steve Zwick es Editor-en-jefe del Ecosystem Marketplace. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.