Mercados y Madre Tierra encuentran hospedaje en Acuerdo Climático de París

Photo credits: shutterstock
14 de diciembre de 2015 Steve Zwick

Cuando el ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius golpeó su pequeño martillo verde el sábado, hizo algo más que la señal de la aprobación del Acuerdo Climático París. También dio un golpe decisivo a la ilusión que ha hecho casi tanto para sofocar la acción climática como la negación del clima en la ciencia lo ha hecho.

 

Este artículo apareció originalmente en Hufftington Post. Entrar aquí para leerlo. 

Es una ilusión que ocupa un lugar destacado en los libros como el de Naomi Klein Esto lo cambia todo y está delineada de manera explícita en el subtítulo del libro ("Capitalismo contra el clima"). Mi profesor de filosofía de la escuela secundaria lo llamaría una "falsa dualidad", porque dice que el cambio climático es un reto, ya sea moral o de carácter económico, cuando en realidad, es ambos.

La ilusión ha mantenido un progreso real en el hielo casi desde que las conversaciones sobre el clima se iniciaron en 1992, pero comenzó a perder su control hace dos años, en una mañana fría en Varsovia, cuando los negociadores abandonaron la búsqueda quijotesca de una talla única para todos, los mejores acuerdo  como el fracasado Protocolo de Kyoto y dirigido en lugar de un marco global en el que los países pueden integrar sus propios planes de acción climática únicas. 

 

Nunca vamos todos de acuerdo en todo, y ahora no tenemos que hacerlo.

El remiendo de Acuerdo de París

En lugar de dividir a las naciones del mundo en tres categorías bien - desarrollados, en desarrollo y "en transición" - el nuevo marco reconoce que cada país es único, y que los diferentes enfoques filosóficos se pueden emplear en la búsqueda del mismo objetivo.

Reconoce que tenemos que arreglar el sistema económico, no destruirlo, y rechaza la falsa dualidad entre la moralidad y los mercados, fomentando en cambio el desarrollo de los mercados morales que están bien estructurados, bien dirigido y bien regulado - y que cada país es libre de usar o no usar. Incluso combina conceptos científicos como la biodiversidad y la integración de los ecosistemas con los conceptos indígenas como la Madre Tierra, que se menciona explícitamente en el preámbulo. 

["París y la Increíble Cobija Technicolor: ¿Por qué negociaciones sobre el clima de este año son en realidad diferente".]

Simplicidad elegante

El acuerdo en sí es sólo 31 páginas y contiene sólo 29 artículos, pero cada uno de esos artículos se ve reforzada ya sea por decisiones duramente ganadas o establece un proceso para lograr más decisiones en el futuro. Es una obra de sencilla elegancia digna de James Joyce, y no estoy bromeando: cambiar una sola palabra, y todo se desmorona.

[Para más información sobre la importancia de las palabras, vea el artículo de Politico en el "una palabra que casi hundió" las conversaciones.]

Tomemos un solo artículo - Artículo 5 - que es el relativo a los bosques y REDD +, un acrónimo horrendo que es sinónimo de "Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los bosques", además de un montón de otras actividades relacionadas con el uso del suelo sostenible. Antes de zambullirse en, usted necesitará una cartilla rápida en la historia de la propia REDD +.

El Amanecer de REDD 

REDD comenzó allá por la década de 1970, cuando el físico Freeman Dyson hizo una pregunta sencilla: "Podemos controlar el dióxido de carbono en la atmósfera", mediante la plantación de árboles que respiran el dióxido de carbono y respiran el oxígeno? Su respuesta: sí, podemos, pero había todavía tendrá que reducir nuestras emisiones industriales para evitar un cambio climático catastrófico. A finales de 1980, un analista de políticas con el Instituto de Recursos Mundiales llamado Mark Trexler se dio cuenta que podría absober aún más dióxido de carbono si protegemos la selva tropical en peligro en lugar de la plantación de nuevos árboles, y la empresa de energía Applied Energy Services (AES) trabajó con él para reducir su huella de carbono en hacer precisamente eso.

["REDD Amanecer: El nacimiento de Carbono Forestal"]

Para medir el carbono, se utiliza el mismo proceso que las empresas madereras utilizan para estimar la cantidad de madera en un bosque: básicamente, la medición de árboles en la altura del pecho y luego aplican "ecuaciones alométricas" para ver la cantidad de madera - y, por extrapolación, de carbono - que contenían. Para determinar qué partes de la selva estaban en peligro, utilizaron una combinación de modelos econométricos y las tasas históricas de deforestación (un proceso que era rudimentario en el momento y dio lugar a un sobreconteo, pero que se ha mejorado y perfeccionado a lo largo de los años) .

["La comprensión de la contabilidad de carbono bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas".] 

Desde entonces, los pueblos indígenas de Brasil a Kenia han utilizado REDD para salvar los bosques en peligro de extinción por las actividades empresariales sostenibles poner en marcha como las bayas de acai la cosecha o las nueces de Brasil, o incluso sólo la adopción de estufas de leña más eficientes. Desde el principio, sin embargo, REDD fue plagado por la falsa dualidad que ve un bien / o la relación entre la moralidad y los mercados - una visión igual de agobiante como el puro fundamentalismo del libre mercado que nos metió en este lío. (Es una forma de pensar que también concluye que o bien guardar los bosques o reducir las emisiones industriales;. En la realidad, hay que hacer las dos cosas)

Artículo 5: REDD +

Artículo 5 contiene sólo dos párrafos, pero esos párrafos se refieren a por lo menos una docena de decisiones y elementos de otros acuerdos, y toda la historia de este extraordinario documento está allí si usted sabe que buscarlo.

Párrafo 1: Las Partes deberían tomar medidas para conservar y mejorar, en su caso, los sumideros y depósitos de gases de efecto invernadero que se refiere el artículo 4, (d) del párrafo 1, de la Convención, incluidos los bosques.

Esto se refiere a esa parte de la propia convención marco que reconoce las responsabilidades "comunes pero diferenciadas" entre países ricos y pobres, así como la necesidad de promover la gestión sostenible de los sumideros naturales de carbono, entre ellos "la biomasa, los bosques y los océanos, así como otros ecosistemas terrestres , los ecosistemas costeros y marinos ". Se hizo eco en el acuerdo de París, que reconoce la "importancia de garantizar la integridad de todos los ecosistemas, incluidos los océanos, y la protección de la biodiversidad, reconocido por algunas culturas como la Madre Tierra, y tomando nota de la importancia de algunos de el concepto de" justicia climática ', la hora de tomar medidas para hacer frente al cambio climático ".

Párrafo 2: se alienta a las Partes a tomar medidas para poner en práctica y apoyo, incluso a través de los pagos basados en los resultados, el marco existente como figuran en la guía relacionada y decisiones ya acordadas en virtud de la Convención para: Enfoques de políticas e incentivos positivos para las actividades relacionadas con la reducción de emisiones de la deforestación y degradación de los bosques, y el papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono en los países en desarrollo; y enfoques políticos alternativos, como la mitigación y la adaptación conjunta de enfoques para la gestión integral y sostenible de los bosques, al tiempo que reafirma la importancia de incentivar, en su caso, los beneficios no son de carbono asociados con estos enfoques.

Se trata de un bocado, así que vamos a romperlo. "Basada en los pagos por resultado,” significa dinero, a pagar de un país a otro en función de la cantidad de carbono adicional que el país receptor sigue bloqueado en los bosques como resultado de las acciones que los países toman para frenar la deforestación. Estos pagos pueden ser "basada en el mercado", lo que significa que el país que paga por ello, entonces llega a reducir sus propias emisiones por la cantidad adicional de carbono almacenado en los árboles, o pueden ser "no de mercado", en cuyo caso el país que recibe el pago también se lleva el crédito para la reducción de emisiones lograda - pero eso se trata en el artículo 6.

"El marco actual que figura en la guía y las decisiones ya acordadas en el marco del Convenio relacionado," se refiere a más o menos una docena de las decisiones tomadas en los últimos años con respecto a la medición de los bosques, el establecimiento de niveles de referencia, y el papel de los pueblos indígenas en la conservación de los bosques .

["Bosques parece que van a jugar papel importante en París Patchwork Acuerdo Climático".]

"Las actividades relacionadas con la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques" se refiere a REDD, pero sin mencionar la sigla directamente, porque se ha convertido en un objetivo para las personas con síndrome de delirio dualidad.

"El papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono en los países en desarrollo, y los enfoques políticos alternativos, como la mitigación de las articulaciones y la adaptación enfoques para la gestión integral y sostenible de los bosques", es el "+" en "REDD + "- todos los otros temas de uso del suelo asociados con las granjas y campos. 

"Al tiempo que reafirma la importancia de incentivar, en su caso, los beneficios no son de carbono asociados con estos enfoques," se refiere a cosas como la biodiversidad y la protección de los derechos indígenas.

El Próximo Año

El siguiente artículo - Artículo 6 - es diferente del artículo 5, porque tiene que ver más con el trabajo por venir que con el trabajo completado. En concreto, se establece un plan de trabajo para el desarrollo de pagos por rendimiento que son o bien a base de mercado o no de mercado basado, o ambos.

Nos sumergimos en ésta más adelante en la semana, y arrojar luz sobre un proceso que está seguro de generar chispas en el próximo año - en parte porque es un tema complejo, con problemas reales, sino también porque Fabius sólo  golpeó a la ilusión. No la rompió.

 

 

Steve Zwick es Editor-en-jefe del Ecosystem Marketplace. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.