Grupos indígenas piden salvaguardas REDD+ en el mercado de carbono de California

28 de marzo de 2013 Kelli Barrett

El Grupo de Trabajo de Compensaciones REDD o “ROW”, por sus siglas en inglés, tiene la tarea de identificar mejores prácticas para incorporar REDD+ en el emergente mercado de carbono en California. Esta semana, el grupo tuvo el segundo de sus tres talleres. En el evento, se escucharon voces de líderes indígenas y expertos políticos en el tema de salvaguardas y la importancia de participación de las partes interesadas.

Usar el mecanismo REDD+ para luchar la deforestación y el cambio climático involucra un proceso complicado y largo que atraviesa varios sectores. Dado la naturaleza compleja de REDD, Valentino Shal del grupo Indígena Mopan Maya dice que participación de múltiples partes interesadas es la clave para el éxito de REDD.

Shal es un Consultor de Desarrollo Social Indígena de la comunidad Mopan Maya en el sur de Belice- en una región que contiene bosque tropical, montañas y ríos prístinos. Es un área donde fácilmente podría funcionar un proyecto REDD (de reducción de emisiones de deforestación y degradación), y muchas personas locales desean que se diseñe tal proyecto. Pero antes de proceder, dice Shal, ciertas salvaguardas deben existir que aseguren que no se violarán los derechos del grupo indígena respecto a su tierra y cultura, y que su estilo de vida pueda permanecer.

Las preocupaciones que tiene Shal son comunes entre grupos indígenas alrededor del mundo que están contemplando proyectos REDD. Para enfrentarse a estas dudas, el Grupo de Trabajo de Compensaciones REDD convocó un evento con un panel de expertos en política social y ambiental, y expertos indígenas para profundizar en el tema, y discutir cómo construir un sistema de salvaguardas en el contexto de vincular los programas jurisdiccionales REDD -nacionales o subnacionales- al mercado de carbono de California.

El ROW se estableció para examinar   y ofrecer recomendaciones acerca de cómo los estados y países pueden desarrollar programas REDD+ y generar créditos a través del sistema de comercio de derechos de emisión de California.  El evento, “Salvaguardas y Repartición de Beneficios” también examino como California puede reconocer las políticas de salvaguardas existentes, y como el sistema de monitoreo y reportaje de estos salvaguardas puede ocurrir.

 

Participación a través de múltiples sectores

“Los indígenas necesitamos tener acceso a información” dice Tashka Yawanawa, Líder de los Yawanawa de Acre, Brasil. “Necesitamos información para hacer decisiones que impactarán nuestro futuro y el planeta.”

Los líderes indígenas acordaron que sin información transparente en el tema REDD, no sería posible tomar decisiones.  Acceso a información es una de las razones presentada por líderes políticos para involucrar participantes de todos los sectores en el proceso REDD.

Jill Blockhus, Asesora Política Principal de en The Nature Conservancy discutió la iniciativa REDD+ SES (Estándares Sociales y Ambientales), que tiene como objetivo garantizar las salvaguardias necesarias en la construcción de un programa REDD dirigido por el gobierno a nivel nacional, estatal o local.  REDD + SES genera beneficios sociales mediante la protección de los derechos de las poblaciones locales e indígenas. Todas las partes interesadas- organizaciones no gubernamentales, organismos de financiamiento, gobiernos y otros- pueden utilizar las normas.

"Siguiendo los estándares es un proceso de múltiples partes interesadas y muy interactivo", dice Blockhus. "Van más allá de la idea de no hacer daño de las salvaguardas."

El cumplimiento de estos estándares es puramente sobre una base voluntaria. Gobiernos de los estados o países se inscriben para participar si concuerdan con los estándares.

"Los gobiernos están de acuerdo porque ven que hay un valor en la planificación de un proceso de REDD que se acopla a una gran cantidad de interesados, solicita sus aportes y ayuda en la fase de diseño para que el programa logre un buen rendimiento ambiental y social", dice Blockhus.

Acre, Brasil es un estado que aplica los estándares en su programa REDD, que se está desarrollando en el marco del Sistema de Incentivos para Servicios Ambientales (SISA). REDD+ SES serán utilizados para evaluar la calidad social y ambiental del programa desde su incepción.

"REDD+ SES es un instrumento que puede informar y comunicar los impactos y resultados de la SISA y también vigilar las salvaguardas brasileñas", dice Mónica Julissa del Instituto de Cambio Climático y Servicios Ambientales del gobierno de Acre.

SES puede ayudar a involucrar a los interesados que a menudo son difíciles de alcanzar. A pesar de los muchos intentos de acercamiento, lograr la participación de los principales actores es un reto, dice Felicia Line, Directora de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente de Chiapas. Chiapas, México es una región densamente habitada por grupos indígenas. Line dice que relacionarse con personas de sectores fundamentales como la agricultura, la ganadería y la silvicultura es necesario, por lo que está estudiando la creación de capacidad adicional y otras formas de fomentar la participación.

Llegar a los diferentes sectores dentro de las comunidades, como los jóvenes y los ancianos, y también a las mujeres es un reto también. En muchas sociedades, las mujeres no están involucradas en estos temas.

En Belice, Shal dice que desean crear medidas especiales para garantizar que las mujeres se involucren.

"Nosotros no vemos a nuestras comunidades como algo estático," Shal dice. "Si sentimos que las mujeres tienen que estar involucradas, entonces encontraremos las medidas necesarias para su participación".

Line también sugirió actividades educativas sobre el cambio climático y REDD como mecanismos para ayudar a involucrar a las mujeres y otros sectores que no se involucran tradicionalmente.

 

Derechos sobre la tierra y la distribución de beneficios

Jefe Almir Suruí Narayamoga, el líder del pueblo amazónico Surui, ha desarrollado un plan de 50 años de gestión sostenible que incluye un proyecto de carbono forestal que protege 240.000 hectáreas de selva tropical y asegura un mayor sustento para su pueblo a través de la generación de créditos de carbono ofrecido por el proyecto.

REDD puede hacerse de una manera transparente y puede ayudar a proporcionar un gran futuro, dice.

Sin embargo, otros dirigentes indígenas todavía no están seguros de REDD, y dicen que necesitan más información.

"Los que están en contra de REDD+ no cuentan con información suficiente y los que apoyan REDD+ no cuentan con información suficiente", dice Juan Reátegui, el Coordinador Técnico de COICA (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica).

Los indígenas temen que la reubicación y la posibilidad de perder o ser engañados en cuanto a  los derechos de sus tierras por parte de los desarrolladores de proyectos y otros. Pero Steve Schwartzman de la EDF (Environmental Defense Fund) dice que la diferencia principal de un programa REDD+ jurisdiccional - el tipo de programa que sería aceptado en el mercado de carbono de California- es que el gobierno tiene más autoridad en la forma de vigilar el cumplimiento de los contratos o en la aplicación de políticas que protejan los derechos de los pueblos indígenas.

"Las jurisdicciones pueden hacer cosas que los desarrolladores de proyectos y las ONG no pueden", dice Schwartzman. Por ejemplo, en Brasil, cada estado es constitucionalmente responsable de proteger el medio ambiente y los derechos de los pueblos indígenas. Y el Ministerio Público Federal de Brasil hace cumplir estas leyes de interés público, dice.

"Es un foro que se ocupa de estas cuestiones directamente", dice Schwartzman.

También a nivel jurisdiccional, la reubicación de los pueblos indígenas para obtener créditos de carbono no va a funcionar, según Schwartzman. Para obtener créditos, tiene que haber una reducción de emisiones a nivel estatal o nacional que no se logrará mediante la reubicación de una comunidad indígena fuera de un área.

Tanto Julissa de Acre como Line de México dijeron que la reubicación no es parte de las estrategias de su gobierno.

Con el fin de mantener las tasas bajas de deforestación, Julissa dice, tenemos que utilizar los servicios de los bosques de manera sostenible". La reubicación de personas de una sola área no es un método sostenible, dice.

"Creo que nunca veré la reubicación en Belice. No creo que es algo que está siendo considerado por las comunidades indígenas, los gobiernos o las ONG’s", dice Shal.

Los países están de acuerdo en que las comunidades indígenas suelen ser buenos administradores de la tierra. Y como una parte importante de los programas REDD, la cuestión de cómo distribuirlos beneficios dentro de estas comunidades ha sido planteada.

Dado que las comunidades indígenas son colectivas, Reategui de la COICA considera que los beneficios deben ser colectivos también. Las mejoras en la educación y la salud de la comunidad son posibilidades. Reategui señaló también que los beneficios deben mantener la cultura y la forma de vida tradicional. Uno de los beneficios, por ejemplo, podría ser un programa de educación en su lengua nativa.

Elsa Esquivel, Directora de la Cooperativa AMBIO, una ONG ubicada en Chiapas que trabaja con los pueblos indígenas en el desarrollo de proyectos REDD, dice que hay muchas incógnitas sobre cómo compartir los beneficios.

"¿Dónde deben aplicarse los beneficios", dice Esquivel. "¿Va a ser recursos directos o programas compensatorios para mejorar la salud o la productividad? Estas son cosas que aún no son claras".

 

Perspectiva

En general, la oportunidad para que en el futuro, California acepte créditos REDD de jurisdicciones como Acre y Chiapas, envía un mensaje a los líderes de negocios que se ha puesto un valor de mercado en detener la deforestación, Schwartzman dice.

Los panelistas coincidieron en que los programas de REDD + creados para participar en el mercado de California deben ser de nivel jurisdiccional, y diseñados con las poblaciones locales e indígenas en  mente. Así, aunque California no puede obligar a cualquier jurisdicción a aplicar las salvaguardas, puede exigir que determinadas medidas de protección se tomen para poder participar.

Schwartzman señala también la importancia de las áreas protegidas reconocidas por los servicios ecosistémicos que proporcionan y para llegar a ser parte de una política de desarrollo que sea sostenible. De lo contrario el área será difícil de mantener. Menciona que el 20% de la selva amazónica es reconocida como zona protegida para las poblaciones indígenas y otro 20% requiere uso sostenible estricto.

"Si estas tierras podrían obtener ingresos por sus servicios ecosistémicos, eso es un beneficio enorme para la Amazonia", dice Schwartzman. "Y un gran beneficio para la atmósfera y para el mundo."

 

*** Las recomendaciones en borrador del Grupo de Trabajo de Compensaciones están disponibles para comentario público (versión en inglés y resumen en español, versión en portugués pronto en ésta página). Comentarios públicos serán aceptados hasta el 30 de Abril de 2013. Todos los comentarios son disponibles al público por no más de tres días después de recibidos.

 

Kelli Barrett es escritora independiente y asistente editorial del Ecosystem Marketplace. La puedes encontrar en kbarrett@ecosystemmarketplace.com.

Este artículo fue publicado originalmente en el Ecosystem marketplace, por lo que varios links llevan a páginas en inglés. Haga click aquí para leer el artículo original.

Favor de consultar nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente.

Artículo traducido por Carina Bracer, Directora de Proyecto, Valorando Naturaleza.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.