Hay optimismo en REDD, pero los obstáculos financieros continúan

21 de noviembre de 2013 Steve Zwick

Las negociaciones REDD+ han alcanzado acuerdos en casi todos los asuntos técnicos delicados que se tenían que acordar, pero las pláticas han estancado en cómo los fondos deben ser distribuidos. Algunos países en desarrollo están empujando por la creación de un nuevo comité bajo la COP para coordinar financiamiento, mientras que los países desarrollados argumentan que es innecesario. Aquí un breve resumen de la agenda del día de hoy.

Las negociaciones formales de REDD+ se reiniciarán esta tarde para abordar los asuntos críticos de cómo distribuir los fondos a los países que reducen la deforestación y degradación forestal.

En la mesa hay tres opciones. Dos de ellas piden un compromiso continuo bajo las instituciones existentes, pero la tercera – promovida principalmente por Papua Nueva Guinea (PNG) y la Coalición de las Naciones Selváticas (CRN, por sus siglas en inglés) – piden la creación de un nuevo cuerpo de REDD+ “que actuaría como el cuerpo consejero general para la Conferencia de las Partes para mejorar la coherencia y la coordinación en la entrega de apoyo financiero y técnico para la implementación de las actividades (reductoras de emisiones)”.

La semana pasada, los negociadores acordaron detallados lineamientos para dos asuntos críticos: cómo desarrollar niveles de referencia que midan la tasa de deforestación de un país y cómo determinar cuáles actividades pueden reconocerse e incentivarse bajo un mecanismo de pago-por-desempeño. Sin embargo, gran parte del texto referente a actividades es contingente en el alcance de acuerdos de los negociadores en temas de financiamiento.

El gobierno polaco está empujando una solución rápida para el tema de financiamiento esta semana para poder dejar las pláticas con un texto sólido e íntegro.

 

¿Por qué un Nuevo Comité?

PNG propuso la creación de un nuevo cuerpo de REDD+ el año pasado en Doha, y argumenta que es necesario dado que los países en desarrollo no tomarán parte de los gastos de la creación de niveles de referencia si no ven dinero en la mesa y lineamientos claros en cómo lo pueden ganar. Los países que se oponen a la creación del comité argumentan que los mecanismos existentes operan bajo el Banco Mundial, tal como el Green Climate Fund y otras entidades, ya proveen dinero y los lineamientos, y que el nuevo comité añadiría otra capa de complejidad burocrática a un proceso de por si ya engorroso.

El negociador australiano en financiamiento añadió escepticismo entre las naciones forestales a lo largo del fin de semana cuando sugirió que no apoyaría a REDD+ a menos que todos los países – desarrollados y en desarrollo – estén de acuerdo en vincularse a reducciones de emisiones.

“El objetivo de la Convención no es la transferencia de bienestar, sino alcanzar un clima seguro” dijo – resaltando que muchos países que técnicamente clasifican como en vías de desarrollo, son más ricos que Australia.

“La parte importante del financiamiento climático necesitará provenir del sector privado”, concluyó. “Las decisiones en el Green Climate Fund necesitan esperar hasta que esté totalmente establecido”.

 

Más allá de REDD

Mientras que las pláticas formales de REDD están listas para continuar esta tarde, los ministros se están reuniendo para elaborar lineamientos de alto nivel para todos los asuntos de uso de tierra después del 2020, y varios países – Noruega, Alemania, Estados Unidos, el Reino Unido, Indonesia y Colombia principalmente- se rumora que anunciarán un acuerdo multilateral mañana.

 

Steve Zwick, editor del Ecosystem Marketplace, es autor de este articulo. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Articulo traducido por Valorando Naturaleza.

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.