Las herramientas de seguimiento forestal son más importantes que nunca

18 de noviembre de 2016 Kelli Barrett

Una nueva herramienta en línea traza el camino de mercancía desde la producción hasta el consumo, y puede ayudar a las empresas y los profesionales a quitar la deforestación de las cadenas de suministro. El sector está pidiendo más herramientas de transparencia, ya que enfrenta una mayor incertidumbre política con la elección de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos.

Casi 200 empresas han respaldado la Declaración de Nueva York sobre los Bosques (NYDF), una promesa de diez metas para salvar los bosques del mundo. Hasta ahora, sin embargo, los perros de guardia han tenido poca manera de saber si esas compañías están realmente manteniendo sus promesas, mientras que las compañías mismas han luchado a menudo para encontrar maneras de cumplirlas.

Varias iniciativas de transparencia se lanzaron o anunciaron en las negociaciones sobre el clima de este año en Marrakesh, Marruecos, incluyendo más de una docena de trabajos de investigación y al menos dos nuevas plataformas de seguimiento. Por ejemplo, el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR) lanzó un buscador de deforestación por satélite en el Foro Mundial de Paisajes, que el CIFOR organiza junto a las conversaciones formales, mientras que el Programa Global Canopy y el Instituto Ambiental de Estocolmo lanzaron una plataforma llamada TRASE.(Transparencia para las Economías Sostenibles), lo que hace posible rastrear la soja de los municipios específicos de Brasil, a través de los comerciantes, hasta los países finales.

En cuanto a la investigación, la ONG Climate Focus publicó un informe de progreso sobre el NYDF, centrándose en el segundo de sus diez objetivos, que es "Apoyar y ayudar a cumplir la meta del sector privado de eliminar la deforestación de la producción de productos agrícolas como el aceite de palma, la soja, el papel y los productos de carne de vacuno antes de 2020, reconociendo que muchas empresas tienen objetivos aún más ambiciosos ".

 NYDF: Desglosando los Compromisos

El objetivo 2 se divide en cuatro partes con indicadores que van junto con cada uno. La segunda parte, por ejemplo, es la implementación de los compromisos del sector privado, y los indicadores exploran si una compañía adopta políticas relacionadas con la deforestación.

La cuarta parte, sin embargo, registra el impacto global que una empresa tiene en la reducción de la pérdida de bosques y la nueva evaluación de Climate Focus en el NYDF no pudo reportar ningún progreso porque actualmente no hay datos disponibles para determinar si los compromisos corporativos para reducir la deforestación se están traduciendo en reducciones reales.

"Casi no hay manera de monitorear la efectividad de estas promesas del sector privado, si se implementan con éxito y si están resultando en una reducción de la deforestación tropical", dijo la Cofundadora y Directora de Climate Focus Charlotte Streck durante un evento en Marrakesh. 

"Es difícil hacer la conexión entre el compromiso de la empresa y la reducción real de la deforestación sobre el terreno", dijo Marco Albani, Director de Tropical Forest Alliance (TFA) 2020, una organización paraguas que une los esfuerzos de varias entidades, incluidas las empresas y los gobiernos para poner fin a la deforestación vinculada a los productos de riesgo forestal. Él menciona otros factores que afectan el uso de la tierra, como las políticas nacionales y subnacionales y las actividades de los pequeños agricultores.

Seguimiento y seguimiento

La iniciativa CIFOR utiliza tecnología satelital, combinada con información del gobierno indonesio, para diferenciar las compañías de palma aceitera y de madera para pulpa que practican la deforestación de las que no lo hacen. Se lanzó hoy con una cobertura completa de Borneo en el sudeste asiático, la mayor fuente de aceite de palma del mundo y una importante fuente de madera para pulpa.

Trase, por otra parte, es una herramienta digital que rastrea los productos desde el lugar de producción hasta los países de consumo. 

"Un importante bloqueador hacia la economía de deforestación cero es la complejidad de la cadena de suministro y la opacidad de la cadena de suministro", dijo Niki Mardas, directora ejecutiva de Global Canopy Program. "Hay una necesidad urgente de un avance en la transparencia y avanzar hacia una transparencia más radical".

Esta transparencia se ha convertido en clave en las conversaciones sobre el clima aquí, especialmente con la incertidumbre introducida por la elección de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos. Trase trabajará en coordinación con el Supply Change de Forest Trends, que rastrea la divulgación corporativa y la acción relacionada con la deforestación e informó el reporte de la NYDF, y otras iniciativas, incluyendo Forest 500 y Global Forest Watch.

"Hemos dejado claro por adelantado que este trabajo no puede hacerse de manera aislada. Hay una diferencia en las fuentes de datos y hay una oportunidad para combinar estos dos juntos ", dijo Stephen Donofrio, Consejero Senior de Forest Trends (Ecosystem Marketplace) y el Jefe de Proyecto de Supply Change. "Si Supply Change está recopilando información sobre lo que las compañías están reportando, podemos usar datos sobre el terreno que pueden ser combinados y fusionados para ver cuán completa y exacta y verídica, en cierto sentido, pero también completa la información de la compañía es la que Es lo que las partes interesadas están consumiendo para evaluar los compromisos de las empresas y su progreso ".

Solución del problema de transparencia del cambio de oferta

"Hemos tenido grandes avances en el monitoreo espacial y monitoreo por satélite, tal vez mejor encarnados por Global Forest Watch, para poder ver más de cerca los lugares y los impactos en esos lugares", dijo Mardas.

Sin embargo, a pesar de estos avances todavía hay una brecha en la vinculación de los actores descendentes -los que tienen los compromisos más fuertes- con lo que está sucediendo sobre el terreno, agregó.

"Muy a menudo las empresas no tienen los datos espacialmente explícitos. Es difícil para ellos incluso cumplir con sus compromisos o comprobar a sus proveedores ", dijo Streck, señalando que esto es una parte esencial del sistema de monitoreo. "No tienen los datos. Los proveedores no tienen los datos y las jurisdicciones no tienen los datos ".

Sin embargo, no debemos sentirnos desanimados por la falta de información sobre los orígenes de los productos básicos, ya que nunca se les pidió a las compañías que rastrearan el origen de sus productos, dijo Albani.

"No es sorprendente que la gente no sepa de dónde vienen las cosas. Ese no es el punto de una mercancía. Usted solo la compra ", explicó Albani. "Pero ahora estamos pidiendo a los mercados de productos básicos que cambien y comiencen a preocuparse de donde vienen las cosas, y está cambiando cómo las compañías hacen negocios".

Herramientas como Trase y el rastreador de CIFOR pueden ayudar. Trase también incluye datos sobre la deforestación, la biodiversidad y los riesgos de conservación, así como información sobre las condiciones sociales y de gobierno.

"La naturaleza de estos datos es que cubre todo el sector por lo que tenemos una cobertura muy amplia de la cobertura, pero también lo suficientemente granular para informar la toma de decisiones", dijo Mardas.

Trase está actualmente en fase beta y aunque sólo cubre la soja exportada desde Brasil, los desarrolladores planean cubrir todos los productos asociados con la deforestación tropical.

Reporte de Progreso y Problemas

A medida que los profesionales avanzan para aumentar la transparencia, el sector privado continúa aumentando sus compromisos para reducir la pérdida de bosques. El total actual asciende a 415 empresas y 701 compromisos, la mayor parte dirigida al aceite de palma ya los productos de madera. Los compromisos con la soja y el ganado caen considerablemente por debajo de la palma y la madera, lo que es una preocupación importante ya que el ganado tiene una huella de deforestación nueve veces mayor que la de la palma, informan los autores.

"La buena noticia es que el movimiento de la cadena de suministro continúa ganando impulso", dijo Donofrio, hablando sobre los hallazgos y las tendencias de la evaluación del NYDF de este año.

La mayoría de las empresas que han hecho promesas son fabricantes y minoristas con sede en los EE.UU., Europa y Australia, aunque Donofrio observa que la tendencia puede estar cambiando. Más productores de aceite de palma en el Sudeste Asiático y empresas procesadoras de carne en Brasil están asumiendo compromisos propios.

Mientras tanto, los endosantes de NYDF y TFA 2020 continúan liderando el paquete en la adopción de compromisos y la implementación de políticas en todas las cadenas de suministro.

Albani, al igual que muchos en el espacio, toma nota de los progresos que muestra el informe, pero también de la disminución del tiempo para actuar.

"El objetivo de TFA 2020 es acabar con la deforestación en las cadenas de suministro para 2020. Y estamos en 2016", dijo. Así que definitivamente estamos preocupados de que hay mucho más de lo que hay que hacer en un tiempo relativamente corto ".

 

 

Kelli Barrett es una escritora independiente y Asistente Editorial en Ecosystem Marketplace. Le puedes escribir a kbarrett@ecosystemmarketplace.com

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.