Líderes climáticos subnacionales tendrán su gran día en el sol parisino

19 de mayo de 2015 Gloria González y Kelley Hamrick

Los negociadores nacionales tratarán de llegar a un acuerdo climático internacional durante las conversaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático  en París en diciembre. Pero los estados y las provincias ya están adoptando medidas - incluyendo el lanzamiento o la planificación a participar en los programas de comercio de carbono - por lo que se han ganado un lugar en la mesa internacional.

Christiana Figueres ha hecho una promesa.

Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), ha prometido a los funcionarios del estado norteamericano de California, la provincia canadiense de Quebec y otras jurisdicciones subnacionales que no van a ser llevados a un evento paralelo durante la próxima negociaciones de la CMNUCC en París en diciembre. En su lugar, van a tener un lugar en la agenda principal - un reflejo del liderazgo que los funcionarios en estas jurisdicciones subnacionales han demostrado para abordar el cambio climático, mientras que las conversaciones internacionales han avanzado a paso de tortuga.

"Hace dos años, cuando estábamos hablando de los mercados de carbono, la gente estaba hablando sobre el eventual fin del mercado de carbono”, dijo David Heurtel, Ministro de Desarrollo Sostenible, Medio Ambiente y Lucha contra el Cambio Climático de Québec, en la Navegación del Carbono de América Conferencia Mundial en Los Angeles la semana pasada. 

Sin embargo, "el ruido que hicimos [durante las negociaciones sobre el clima en Lima en 2014] fue tan abrumadoramente escuchado que ahora no hay absolutamente ninguna opción más que escuchar lo que tenemos que decir y tener en cuenta lo que estamos haciendo", agregó.

Aunque subnacional, estas jurisdicciones pueden tener un efecto desproporcionadamente grande en el clima global: California constituye la séptima economía más grande del mundo y las provincias de Québec y Ontario - que recientemente anunciaron se uniría el mercado de carbono de California-Québec -  cubren colectivamente el 62% de toda la población de Canadá.

La participación de las provincias es especialmente notable teniendo en cuenta la política climática del gobierno federal canadiense. Canadá se retiró del Protocolo de Kyoto en 2011, después de aumento de las emisiones en lugar de cumplir con sus objetivos de reducción. Más recientemente, el país no presentó su Contribución Nacional Determinada (INDC) antes del 31 de marzo de las Naciones Unidas. 

A la luz de esta inacción por parte del gobierno federal, los primeros ministros de Ontario y Québec emitieron una declaración conjunta sobre el cambio climático dirigida al gobierno del primer ministro canadiense, Stephen Harper, a finales del mes pasado: "Creemos firmemente que una buena política ambiental es una buena política económica. Pero hasta ahora, casi todos los avances Canadá se ha hecho sobre el cambio climático es el resultado de la acción provincial. Una vez que el nuevo sistema de Ontario se implementa, más del 75% de la población de Canadá será cubierto por los precios del carbono ".

Los líderes provincianos invitaron al gobierno federal a participar en el desarrollo de una ambiciosa contribución de Canadá antes de las conversaciones de París, esperando la  INDC del país para junio. 

GANANDO UN ASIENTO EN LA MESA

El liderazgo no es la única razón para la inclusión de los gobiernos subnacionales en la agenda de París. El éxito de sus programas también han sido centrales para su visibilidad. Los programas de cap and trade de California y Québec, que han estado en vigor desde 2013, han informado ambas ganancias económicas y la reducción de emisiones a través de los dos primeros años de su cumplimiento.

El programa de California, a consecuencia de la Ley del Estado 2006 Global de Soluciones al Calentamiento, entró en línea con el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero (GEI) a los niveles de 1990 para el año 2020. En los dos años desde que el mercado de cumplimiento se implementó, el Producto Interno Bruto de California (PIB ) creció un 2%, mientras que las emisiones de los sectores tapados cayeron un 3,8%, según un informe del Fondo de Defensa Ambiental. El éxito impulsó la semana pasada al gobernador de California, Jerry Brown,  para emitir una nueva orden ejecutiva para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del estado 40% por debajo de los niveles de 1990 para el año 2030.

“En California estamos demostrando que podamos tomar las medidas para reducir las emisiones de carbono, al mismo tiempo que el avance de nuestra economía", dijo. "Sabemos dónde tenemos que ir y esperamos que (los participantes del mercado de carbono) nos ayuden para llegar allí."

Más del 92% de cumplimiento compensado las transacciones en América del Norte en 2014 se dirigió hacia el mercado de cap and trade de California, que permite a las entidades de cumplimiento utilicen las compensaciones de carbono a partir de cinco tipos de proyectos elegibles - forestales, silvicultura urbana, de metano del ganado, de metano de minas de carbón y sustancias destructoras del ozono - para satisfacer hasta el 8% de sus obligaciones de cumplimiento. El precio medio de las compensaciones de California conformes era de USD$9/toneladas de dióxido de carbono equivalente (tCO2e), por lo que la compensación de una opción de cumplimiento rentable en comparación con los subsidios de California, que despejaron en una subasta a un precio en el rango de USD$11,3/tCO2e a USD$1,9/tCO2e en 2014, según un análisis reciente de Ecosystem Marketplace.

Mientras tanto el programa de Québec, que unía al mercado de California a través de la Iniciativa Climática del Oeste (WCI), lanzará un estimado de CD$3000 millones entre 2013-2020 para ser canalizado a un fondo verde para apoyar el transporte público, la investigación y la innovación, entre otras iniciativas.

Mientras Heurtel reconoció que el programa ha tenido éxito, “creo que tenemos que poner más énfasis en la comunicación de eso. Hemos estado hablando colectivamente entre nosotros acerca de esto, pero estamos predicando al coro. Tenemos que hacer mucho más para explicar y tener ejemplos reales ".

Esos ejemplos reales son algo que él piensa las jurisdicciones subnacionales pueden traer a París a finales de este año. La conversación no va a ser sólo de los osos polares y las pequeñas islas - él puede hablar de la disminución de los niveles de agua de la Cuenca del río San Lorenzo, que se prevé seguirá cayendo durante este siglo debido al cambio climático. También puede resaltar historias de éxito en la provincia, incluyendo una compañía llamada Biothermica que desarrolló un proyecto de compensación bajo el protocolo de metano de mina de carbón de California y ganó USD$900.000 por la venta de las compensaciones. 

UNIENDO FUERZAS

El éxito del mercado de cap-and-trade de WCI ha sido un punto brillante en América del Norte y ha despertado el interés de otras jurisdicciones que trabajan en sus propios planes climáticos. Más notablemente, Ontario anunció su intención de participar en el programa de limitación y comercio. Aunque se espera que los detalles del mecanismo de mercado en otros seis meses, el objetivo a largo plazo es unirse mercado de carbono bilateral de la región.

Glen Murray, ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático en Ontario, ha destacado el papel de los "infra-nacionales" para influir en el reciente anuncio de Ontario, destacando el trabajo realizado por el gobernador Brown, el ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger y el Primer Ministro de Québec, Philippe Couillard.

"Ontario no estaría aquí si no había alguien que en realidad se había puesto de pie", dijo Murray.

La provincia ha experimentado crecimiento de empleo y del PIB a pesar de cerrar todas sus centrales de carbón (que contribuyeron anteriormente 1/3o a su mix energético).

"Si quieres entender por qué [precio del carbono] es una buena idea, sólo tratar de apagar sus planes de carbón sin un precio del carbono - muy caro", dijo.

El Ministro Murray es optimista de que el nuevo plan de límites máximos y comercio sólo reforzará la economía. Con las emisiones de más del doble de la de Québec, el gobierno de Ontario estima de CD$1.5-CD$ 2,000 millones al año generados por un programa de cap and trade para facilitar la transición a una economía baja en carbono.

Fuera de Canadá, California también ha perseguido vínculos con México y China en forma de Memorándum de Entendimiento (MOU). Formalizado a finales de 2013, el memorando de entendimiento entre la Junta de Recursos del Aire de California (ARB) y el equivalente chino llamado la Comisión Nacional de Desarrollo y la Forma (CEDR) establece la cooperación entre los dos organismos en temas clave, incluyendo: la mitigación de las emisiones de carbono, el fortalecimiento de las normas de rendimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero de control, diseño e implementación de sistemas de comercio de emisiones de carbono, el intercambio de información sobre políticas y programas para fortalecer el desarrollo de bajas emisiones de carbono, y la investigación de tecnologías energéticas limpias y eficientes. Mientras tanto, en el memorando de entendimiento entre California y México, firmado en 2014, acordaron trabajar juntos en una serie de acciones para enfrentar el cambio climático, incluyendo la contaminación de carbono de precios. 

El estado ha trabajado recientemente con el estado alemán de Baden-Württemberg para avanzar en el "Bajo 2 MOU." Este MOU está diseñado para que los estados y regiones subnacionales a asumir compromisos antes a París para estar de acuerdo para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 80-95% (una meta para los países desarrollados) o el límite a las emisiones a dos toneladas métricas de CO2e per cápita para el año 2050 (el objetivo para las regiones en desarrollo) - con la primera ronda de los signatarios anunciados a finales de este mes.

"Cada uno de ellos está realmente dirigido a París y más allá", dijo Ken Alex, Asesor de Política para el gobernador Brown. "Nuestra esperanza es la de representar una parte significativa del PIB mundial en el momento en que llegamos a París. Independientemente de lo que sucede en París, habrá un conjunto muy significativo de entidades subnacionales de todo el mundo comprometido a hacer una acción agresiva ". 

Aunque no todas, las más de 3.000 entidades subnacionales podrán sentarse a la mesa, en París, los funcionarios de California y Quebec esperan iniciativas colectivas como sus programas vinculados y memorandos de entendimiento captarán la atención de los negociadores internacionales.

"Tenemos que ver París como un comienzo, no un fin", dijo Heurtel. "Especialmente a reconocer que los gobiernos infra-nacional no sólo tienen un papel que jugar, sino en realidad son los principales protagonistas."

 

 

Gloria Gonzalez es Asociada Senior en el Programa de Carbono del Ecosystem Marketplace. La puedes encontrar en ggonzalez@ecosystemmarketplace.com. Kelley Hamrick es Asistente de Investigación en el Programa de Carbono del Ecosystem Marketplace. Puedes encontrarla en khamrick@ecosystemarketplace.com

Artículo traducido por Valorando Naturaleza

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente.

 

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.