Lima invertirá USD$110 millones en infraestructura verde y adaptación climática.

30 de abril de 2015 Steve Zwick

La ciudad de Lima fue noticia en todo el mundo cuando anunció que estaba canalizando algunas de sus tarifas de agua a un programa para restaurar estructuras preincaicas que capturan el exceso de agua de lluvia en la estación lluviosa y la redirigen a la montaña, para que este disponible en el temporada seca. Ese programa, sin embargo, es sólo una pequeña parte de un programa masivo de infraestructura verde que podría servir de modelo para las ciudades de todo el mundo.

 Las alpacas del Perú son apreciados por su suave y esponjosa lana, y los agricultores las han estado criando en la empinada pastizales puna en los Andes por encima de Lima durante milenios. Las alpacas también tienen pezuñas suaves y acolchadas; las plantas de sus pies son más como pantuflas que como los zapatos de calle, lo que significa que pueden landar por la hierba sin convertir el polvo absorbente en una superficie dura e impenetrable. Las vacas y ovejas, sin embargo, son un animal completamente diferente: los cascos duros comprimen la tierra, y cuando pastan, jalan del césped de tierra en lugar de cortar con tijeras con sus dientes la forma alpacas hacen. Todos esto resultada en pastizales que repelen el agua en lugar de absorberlo, lo que contribuye a un ciclo de hambruna en Lima, que es la segunda ciudad desértica más grande del mundo después de El Cairo.

En la temporada de lluvias, los ríos que bajan de los Andes romper sus bancos, mientras que en la estación seca, se limitan a un goteo - y esas vacas y las ovejas son una razón para eso. Además de eso, los suelos son ricos en carbono, y una vez que son degradadas, el carbono es liberado a la atmósfera.

Luego están los pantanos y ciénagas naturales que, como los suelos, han absorbido tradicionalmente agua en la temporada de lluvias y liberados en la estación seca. Durante el último siglo, han sido drenados para que los animales puedan pastar, y eso hace que las estaciones húmedas aguas abajo más húmedo, y las estaciones secas aún más seco.

A principios de este mes, la utilidad de la ciudad del agua, SEDAPAL (Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima), anunció que iba a canalizar casi el 5% de las tarifas de agua que recoge de los usuarios para abordar esta cuestión. Parte del dinero se destinará a programas que ayudan a los agricultores a administrar mejor su ganado - en parte, mediante la rotación de sus animales, pero también manteniendo menos - pero más gordas - vacas. Otros fondos se destinarán a cerrar las zanjas de drenaje para que los humedales pueden reponer sus volúmenes almacenados y se recupere la profunda infiltración de los procesos de regulación de agua superficial, mientras que algunos se van a restaurar "amunas" preincaicas que sifonean el agua de los arroyos de alta montaña en la estación húmeda y la canalizan en la montaña en sí, donde se filtra a través de las rocas durante varios meses y surge de manantiales en la estación seca. De las actividades, la restauración de amunas probablemente proporcionará el mayor impacto y al menor costo, de acuerdo con un análisis de costo-beneficio llevado a cabo por el editor de Ecosystem Marketplace, Forest Trends y el Consorcio para el Desarrollo Sostenible de al ecorregión Andina (CONDESAN).

 

 

La restauración de amunas proporcionará casi la mitad del aumento de agua en la estación seca. Fuente: Forest Trends y CONDESAN. 

“Como el organismo regulador de agua y saneamiento en el Perú, es nuestra responsabilidad proteger y conservar las cuencas de los ríos", dice Fernando Momiy Hada, Presidente del regulador  nacional de agua SUNASS  (Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento). “’Herramientas de infraestructura gris ’, como tuberías y alcantarillas, tienen su lugar, pero tenemos que restaurar y proteger la cuenca, y volver a rejuntar las amunas para preservar y aumentar la calidad y la cantidad de agua en las cuencas de los ríos." 

Los fondos se dividen entre dos actividades: 1% de la tarifa total de agua, o PEN$70 millones (USD$23 millones), irán explícitamente a la infraestructura verde; mientras que el 3,8%, o PEN$266 millones (USD$89 millones) serán utilizados para adaptación al cambio climático y la reducción del riesgo de desastres en general.

Los PEN$70 millones de inversión es más que cualquier otra ciudad latinoamericana o la servicios públicos de agua jamás se ha comprometido a la infraestructura verde.

Los desafíos de Lima están lejos de ser únicos. Debido a la escasez de agua extrema, California está imponiendo reducciones dramáticas de uso de agua y, como resultado de una sequía extrema, São Paulo, Brasil, la cuarta ciudad más grande del mundo, está contemplando medidas similares. La crisis del agua es noticia de primera plana todos los días en estos días - y Lima está dando un paso muy importante y grande en la dirección correcta.

"América Latina es un semillero de la innovación a la hora de hacer frente a la crisis mundial del agua, y el Perú es un país líder en América Latina", dice Michael Jenkins, presidente y director ejecutivo de la ONG estadounidense Forest Trends, que llevó a cabo el análisis de costo-beneficio. "Este es exactamente el tipo de liderazgo y creatividad que necesitamos si vamos a enfrentar desafíos similares en todo el mundo."

SUNASS aprobó provisionalmente la propuesta el 26 de marzo, seguido de una audiencia pública que tuvo lugar este mes. Sobre la base de la audiencia pública, la SUNASS anticipa que será aprobado el próximo mes, sin cambios en la infraestructura verde y climáticos fondos de adaptación al cambio.

Los servicios públicos de agua de Lima, SEDAPAL, había presentado un proyecto de presupuesto que incluía un plan para invertir 12 millones de soles (US$4 millones) en infraestructura verde para la ciudad. El presupuesto aprobado es casi seis veces esa propuesta.

 

 

Steve Zwick es Editor-en-jefe del Ecosystem Marketplace. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.