Los negociadores climáticos obtienen gran victoria para los Bosques con gran avance en Bonn

10 de junio de 2015 Steve Zwick

Negociadores del cambio climático reunidos en Bonn aprobaron hoy los últimos disposiciones técnicas restantes para REDD +, la creación de un conjunto estandarizado de los mecanismos que los países pueden comenzar a incorporar en sus estrategias climáticas. Todavía no está claro, sin embargo, si los países pueden cumplir con sus obligaciones de reducción de emisiones mediante la reducción de la deforestación en el extranjero.

Tal vez sea las nuevas excavaciones aquí en el atrio de cristal aireado que sirvió como el Bundestag alemán antes de la capital se trasladara a Berlín en 1999. O tal vez es un nuevo espíritu de cooperación, impulsado por un sentido de urgencia, que anuncia una nueva era de cambio y el progreso. O tal vez - como un negociador dijo hace cinco años - es sólo que todos ellos estuvieran hartos y cansados de estar sentados frente a la misma gente diciendo lo mismo año tras año. 

Lo que sea que los haya motivado, los negociadores del clima celebraron la inauguración de su sede en el ”World Conference Center Bonn" con un proyecto de acuerdo sobre la forma de frenar el cambio climático mediante la reducción de la deforestación en los países en desarrollo. El acuerdo, disponible para su descarga aquí, resuelve todas las cuestiones técnicas pendientes sobre cómo reducir las emisiones por deforestación y la degradación de los bosques (llamado "REDD +" dentro de la CMNUCC), y proporciona un conjunto claro de reglas estandarizadas para el desarrollo de financiamiento REDD, pero también deja las cuestiones políticas más grandes de cómo las finanzas fluirán a estas actividades abiertas hasta las conversaciones sobre el clima a finales del año en París.

“El avance de hoy fue inesperado, y los países debe ser elogiados por su arduo trabajo en la última década", escribió Gustavo Silva-Chávez, quien administra la iniciativa de seguimiento de Forest Trends REDDX, en el blog de Forest Trends. "Mientras que REDD + se terminó en el papel, el acuerdo mundial de París debe proporcionar la certeza política para implementar REDD + en el campo.”

___________________________________________________________________________________________________ 

¿Confundido por REDD +? Haga clic aquí para enterarse de dónde viene y lo que significa para los pueblos indígenas.

 ___________________________________________________________________________________________________

LO ESENCIAL Y LO BÁSICO

El nuevo proyecto se finalizó ayer por la noche por el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) y aprobado por el Grupo de Trabajo de REDD + esta mañana. Proporciona claridad sobre cómo se abordan las garantías y beneficios que no son de carbono, además sobre cómo se implementan los enfoques que no son de mercado. Estas fueron las tres cuestiones que el OSACT fue acusado de tratar en esta reunión, y que complementan el “Reglamento REDD", que fue aprobado en las conversaciones de fin de año en Varsovia.

El nuevo proyecto no será oficialmente consagrado en la CMNUCC hasta que sea aprobado por los negociadores de alto nivel en las conversaciones de fin de año en París, tal como se aprobó el reglamento a finales de 2013 en París. El Libro de Reglas con dos años de antigüedad, cubre temas relacionados con la contabilidad del carbono, como la forma de monitorear los bosques nacionales, la forma de abordar las causas de la deforestación y la degradación forestal, y cómo medir, informar y verificar las actividades destinadas a frenar la deforestación. Los problemas resueltos hoy se consideraron más pegajoso que los consagrados en el reglamento, y muchos de ellos esperaban que se despejaran en las conversaciones de París - en gran parte porque incluso a los países pro-REDD se les percibió como manejando a los mecanismos como moneda de cambio.

"Creo que esto aumentará la confianza de todo el mundo - tanto los donantes como los países con bosques - que REDD se puede hacer de una manera transparente e inclusivo con la credibilidad del medio ambiente", dijo Duncan Marsh, Director de Política Internacional del Clima en The Nature Conservancy. "El hecho de que los países en estas negociaciones de REDD fueron capaces de llegar a un acuerdo dos días antes de la conferencia terminara es una gran señal para París."

¿QUÉ PASA AHORA?

Con REDD+ completo, los países pueden  incorporarlo de manera más agresiva en sus planes nacionales de acción climática, o "Aportes con Determinación Nacional-" (INDCs), aunque no se sabrá hasta París cómo se reconocerá tal inclusión.

 

Hasta el momento, sólo ocho países han presentado INDCs, y ninguno de los emisores industriales han incluido el uso de REDD + para cumplir con sus objetivos de reducción; pero Pipa Elias, también del TNC, señala que México ha ofrecido a utilizar REDD + internamente para reducir las emisiones y parece flotar la idea de atraer a financiamiento REDD para acabar con ellas.

En su INDC, el país ya dijo que reduciría incondicionalmente sus emisiones a un nivel de 25% por debajo del escenario business-as-usual para el 2030, pero dijo que establecer un objetivo más ambicioso del 40% si se recibió recursos financieros y tecnología - posiblemente a través de REDD finanzas.

 

Los negociadores de REDD +. Después de diez largos años y, a

menudo tempestuosos, nunca tienen que verse de nuevo

“Básicamente dijeron:" Vamos a implementar REDD + internamente para ayudarnos a cumplir nuestra promesa nacional, pero también podemos reducir más emisiones si conseguimos el dinero para esto ", dice Elías. "Por lo tanto, REDD + podría también ser presentada - tal vez por un país de ingreso medio o de bajos ingresos - a decir:" Esto es algo que podemos hacer, pero tiene que ser financiado. '"

Ella señala que la Secretaría de la CMNUCC está creando una Plataforma REDD + para que los países comiencen a enumer sus niveles de referencia y otros criterios técnicos conforme se determina en el reglamento, pero el nuevo acuerdo hace que sea posible para ellos enlistar sus garantías y beneficios no-carbono también - actividades que podrían acelerar el flujo de financiación.

¿CUÁLES FUERON LOS PUNTOS DE FRICCIÓN?

El avance en las tres cuestiones pendientes se hizo esperar, y los compromisos que habían estado involucrados en el aire durante años, dejando a los observadores veteranos gratamente perplejo. 

"Tal vez realmente se cansaron de mirarse los unos a los otros", dice Silva-Chávez, sin una pizca de sarcasmo. "Después de todo, ellos han estado trabajando durante diez años."

Luego se volvió hacia la pared de cristal que separa el vestíbulo exterior del antiguo Parlamento alemán, que ahora sirve como el plenario electrónico. A través del cristal, se podía ver el texto básico que se refundió en el modo de control de cambios en las pantallas gigantes.

"También tiene que darse cuenta de que ahí tienen unos más 90 páginas de texto básico para trabajar", dice. "Yo sólo puedo escuchar a los jefes diciendo:" REDD + es el 98 por ciento hecho, vamos a cerrarlo de manera podamos pasar a estas otras cosas. '"

De las tres cuestiones pendientes, la más fácil de resolver los pagos no comerciales involucrados, donde un solo país, Bolivia, había estado firme para la inclusión de su "Mecanismo Conjunto de Mitigación y Adaptación". El JMA dio la bienvenida a los pagos REDD +, pero no a través de mecanismos de mercado, y evitó otros mecanismos de mercado de ser implementado. El texto final deja la puerta abierta a los enfoques tanto de mercado y no de mercado, con los países libres de elegir el que prefieran.

La segunda cuestión implicó el pago de beneficios que no son de carbono, como la protección de las cuencas hidrográficas y la biodiversidad. Países africanos querían que los beneficios no de carbono fueran obligatorios, en parte debido a que su tipo de histórica deforestación no es la "frontera" de la deforestación común en América Latina, sino más bien la deforestación "mosaico" que es menos agresiva y por lo tanto menos lucrativa. El nuevo acuerdo apoya la creación de metodologías que cuantifican los beneficios que no son de carbono, pero no hace los pagos obligatorios.

Sobre la cuestión de las garantías, los países donantes y las ONG - dentro de ellos - habían sido exigentes requisitos obligatorios con claridad mínima, que algunas naciones de la selva tropical ridiculizaron como innecesaria y excesivamente costosos. En el acuerdo de compromiso, las salvaguardias deben ser claramente comunicada, con una mayor financiación ligada a tasas más altas de protección.

 

 

 

Steve Zwick es Editor-en-jefe del Ecosystem Marketplace. Lo puedes encontrar en szwick@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Para reproducir por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.