Conservar agua y beber tequila. ¿Dónde está la conexión?

28 de febrero de 2013 Adriana Cruz Félix y Paloma Chavez

Uniendo la experiencia en establecer fondos de agua a nivel local con mecanismos de mercadotecnia comercial y social, un novedoso esquema de Acuerdos Recíprocos por Agua causa gran impacto en los líderes participantes y en las comunidades. La ONG Rare describe lecciones de su primer y segundo grupo de 'campañas de orgullo'.

 

Después de varias horas de vuelo atravesando las montañas andinas, y luego de hacer escala en el bello Panamá, Luis López, oriundo del sur de Ecuador, llegaba por primera vez a la ciudad de Guadalajara en México. Él, quien estaría en la ciudad por varias semanas para recibir entrenamiento intensivo en temas de movilización comunitaria y cambios de comportamiento, consideraba que vastos años de experiencia en proyectos de conservación y trabajo comunitario le permitirían relajarse durante su estancia y dedicar buen tiempo a disfrutar de los tacos y el mariachi, pues seguramente el entrenamiento tendría pocas cosas nuevas que ofrecerle.

Luis, al igual que otros once conservacionistas de la región andina, recién habían emprendido el viaje que los volvería hábiles implementadores de estrategias de cambio de comportamiento a través de la metodología de campañas Pride, liderada por Rare.

 

 ¿Mercadotecnia para salvar bosques?

Rare, como muchas otras organizaciones dedicadas a la conservación, busca proteger lugares de alto valor para la biodiversidad, cuyos habitantes poseen hábitos o llevan a cabo prácticas dañinas para el medioambiente. Lo que distingue a Rare es su enfoque, el cual es comúnmente conocido como campañas Pride o campañas por el Orgullo, las cuales, tal y como su nombre indica, buscan fomentar el orgullo en las personas y movilizarlas a adoptar comportamientos que representen una solución a largo plazo para el mejor manejo de sus recursos naturales y conservación de ecosistemas.

Una campaña Pride está basada en técnicas de mercadotecnia comercial comúnmente utilizadas para vender autos, cerveza o ropa, aplicadas para generar el entendimiento de comunidades sobre una problemática ambiental específica, y motivar su compromiso y acción para resolverla. Si un eslogan logra posicionar una nueva línea de cosméticos, ¿por qué no habría de usarse este recurso, junto a una gran variedad de actividades locales, con el fin de promocionar nuevas prácticas para el manejo de basura, reducción de incendios forestales, pesca responsable y manejo de recursos hídricos?

En la búsqueda de cómo las campañas Pride podrían incidir en la protección y restauración de cuencas hidrográficas y sus ecosistemas, Rare conoce la iniciativa de Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA): un esquema de trabajo basado en el principio de reciprocidad en el que usuarios de agua y propietarios de bosques colaboran mutuamente en la protección del recurso. En otras palabras, pobladores y entidades cuenca abajo que dependen de los recursos hídricos captados en las partes altas contribuyen a un fondo local de conservación que proporciona beneficios o incentivos negociados localmente a los pobladores cuenca arriba, quienes, a cambio de ello, se comprometen a adoptar medidas concretas para mantener sus áreas de bosques o páramos saludables.

Considerando lo importante que resultaba el generar confianza, negociación y participación colectiva en el esquema ARA y el tiempo considerable que ello requería, Rare decidió probar si al combinarlo con la metodología Pride sería posible acelerar su implementación. Así, a principios de 2010, Rare decidió lanzar la primera generación o cohorte de campañas Pride en once sitios de la región andina –Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia–, todas enfocadas a implementar el esquema ARA de la mano de socios locales.

 

Cambiando mentes y corazones a través de Pride

Con mi colaboración el bosque voy a salvar y con agua limpia voy a contar”, fue el eslogan que Luis López y su organización, Naturaleza y Cultura Internacional (NCI), utilizaron para facilitar el entendimiento de los habitantes de la ciudad de Zumba sobre la importancia de su microcuenca Los Rubíes y los beneficios del esquema ARA. Además, los pobladores hicieron uso de diversas herramientas de mercadotecnia social adaptadas a la cultura local de sus sitios, incluyendo obras de títeres, talleres, cómics, canciones populares, concursos, murales y festivales comunitarios liderados por “Renata” la Hormiga Culona, especie nativa del lugar y mensajera para todos los eventos. Para Luis, no había lugar en la comunidad que pudiera escapar de los mensajes de la campaña. “Rare nos dio la pauta de cómo hacer materiales, pero quisimos innovar con propuestas que dieran un valor añadido a la ciudad”, dice. Con ello en mente, él y sus colaboradores hicieron viseras o tejados, para que los pobladores, mientras esperan el transporte local, lean acerca de la campaña. También, entregaron pequeños manteles de papel a los restaurantes locales, en los cuales los comensales no solo podían conocer el menú del día, sino también de dónde viene el agua que toman, e, inclusive, apoyaron al ornato de la ciudad instalando  letreros con los nombres de las calles y el eslogan de la campaña, los cuales fueron orgullosamente colocados por el Alcalde.

En el resto de sitios participantes de los distintos países de igual forma se diseñó un sinnúmero de actividades lúdicas y de concientización dirigidas tanto a comunidades de cuencas bajas, como de cuencas altas. En las once campañas Pride se realizaron negociaciones con propietarios de tierras en las cuencas altas por medio de un intercambio de incentivos, los cuales variaron desde alternativas productivas (como, por ejemplo, colmenas de miel y plantas o semillas para iniciar sistemas de cultivos agroforestales), infraestructura (material para cercar predios y abrevaderos para ganado), acceso a mercados nicho (leche certificada), ayuda económica para fines específicos (exención de impuestos, descuentos en servicios de salud), asistencia técnica (apoyo veterinario y agroecología) y otros elementos que facilitaron los esfuerzos de los poblados cuenca arriba para conservar y manejar adecuadamente sus áreas de bosque.

“Llegó el día en que concretamos el primer convenio con el Sr. José Herrera, pero únicamente comprometió 1,3 ha de su predio. De inmediato, comenzamos a cumplir con nuestros compromisos brindándole apoyo. Al día siguiente, Don José ya estaba dispuesto a colocar 14 ha de su predio dentro del convenio ARA. Institucionalmente, aprendimos que al cumplir los compromisos, todas las partes se interesan en apoyar el esquema“, cuenta Luis.


Participación no solo de los ciudadanos

El involucramiento de autoridades y empresas de agua locales, a través de talleres con alcaldes e intercambios de experiencias, resultó clave para acelerar y fortalecer el proceso de creación de fondos de agua locales. Este enfoque contribuyó a asegurar aportaciones voluntarias de los usuarios de la cuenca baja, y en distintos casos incluso, ordenanzas y arbitrios, mediante los cuales se establecieron tasas o bien la asignación de recursos municipales para el fondo. Todos estos aportes adicionales, se espera, permitirán la sostenibilidad de este esquema en el tiempo.

El éxito de la metodología Pride para acelerar la adopción de acuerdos recíprocos por agua ha sido incluido en el reporte Trazando las Nuevas Aguas 2012, de Forest Trends’ Ecosystem Marketplace. Uno de los impactos alcanzados a través de la aplicación de campañas Pride dentro del esquema ARA fue el acelerar de manera importante el apoyo de la comunidad, con lo cual se redujo el tiempo promedio de adopción de acuerdos recíprocos de cinco a dos años. La metodología ha logrado permear al interior de las instituciones locales participantes. Luis López y NCI, con apoyo de Rare, han emprendido una iniciativa de réplica donde él estará fungiendo como mentor en tres nuevos municipios de la región que desean implementar el modelo ARA, transmitiendo, a su vez, a otros su aprendizaje y experiencia. Por otra parte, gobiernos como el de Colombia han considerado el esquema ARA como insumo para el diseño de su nueva legislación de pagos por servicios ambientales.

 

Comprendiendo y expandiendo impactos

Rare, con el apoyo de la Alianza Clima y Desarrollo (Climate Development Knowledge Network, CDKN), ha lanzado un proyecto de investigación de dos años para 1) medir la capacidad de este esquema en la protección de bosques en cuencas altas, y promover alternativas económicas y fondos para prácticas de adaptación y mitigación; 2) comparar las iniciativas locales que proponen los ARA con esquemas de pago por servicios ambientales de nivel nacional; 3) evaluar a profundidad la efectividad de campañas de mercadotecnia social, como las campañas Pride, de Rare, en la aceleración de iniciativas ambientales, y 5) desarrollar una guía de cómo institucionalizar y llevar el esquema ARA a escalas nacionales, para que este tenga un mayor impacto en el desarrollo ambiental sostenible.

Mientras tanto, los resultados en conservación alcanzados por la primera generación de campañas Pride - ARA han hecho que Rare continúe trabajando en este esquema. En este momento, de la mano de nuevos socios locales, está por lanzar doce nuevas campañas Pride - ARA en Colombia, Ecuador, Perú y México. Dichas campañas tendrán su lanzamiento oficial el próximo 22 de marzo de 2013, dentro del marco de las celebraciones del Día Mundial del Agua.

Sin duda, la experiencia de Luis a lo largo de este corto tiempo ha resultado mucho más significativa que saborear comida picante y gustar música de mariachi. “La metodología Pride me enseñó a pensar más en lo que la gente quiere y no en lo que yo o mi institución quiere, y a entender cómo unir los intereses de bienestar de la población con nuestros intereses de conservación”. Luis López, coordinador de Campaña Pride.

 

 

“En el 2013, Rare ocupa el puesto 22 del listado de las 100 Mejores ONGs del mundo, realizado por la revista The Global Journal; el puesto 2 en la categoría de medioambiente y el tercer lugar dentro de las organizaciones dedicadas a sustentabilidad.http://theglobaljournal.net/group/top-100-ngos/

 

 

 

Adriana Cruz Félix y Paloma Chávez colaboran para el equipo de Rare en América Latina. Pueden ser contactadas en acruzfelix@rareconservation.org, y pchavez@rareconservation.org. Este es su primer reportaje para Valorando Naturaleza.org.

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.