Perú prepara la mesa para la COP20 en diciembre

Photo credits: Guy Edwards
20 de febrero de 2014 Guy Edwards y Timmons Roberts

Este año Lima albergará la próxima ronda de negociaciones de la ONU sobre el cambio climático (COP20). Esta oportunidad para entablar el cambio climático como un asunto clave en el ámbito doméstico y lograr progreso en las negociaciones climáticas internacionales no se repetirá en esta generación.

Perú es considerado como un puente entre los países ricos y pobres, y es percibido como un participante importante en el debate climático, ya que fue el primer país en vías de desarrollo que ofreció tomar acción climática en forma voluntaria en 2008.

En las negaciones climáticas, Perú negocia junto a Chile, Colombia, y otros países como parte de la Alianza Independiente de Latinoamérica y el Caribe (AILAC). AILAC intenta lograr consenso entre todos los países sobre la necesidad de tomar acción de amplia influencia sobre el cambio climático y resalta la importancia de establecer un nuevo acuerdo que sea jurídicamente vinculante entre todos los países. 

Perú tiene un plazo corto para hacer una contribución vital antes de COP20 para incrementar la confianza y dar un impulso a la acción climática global. De otra manera, el objetivo de lograr producir un borrador en Lima para ser implementado en Paris en 2015 sería inalcanzable. Perú podrá enfocarse en tres estrategias: la diplomacia, la acción, y la animación de apoyo doméstico. 

El primer paso de la diplomacia peruana será establecer contacto con los principales emisores: los Estados Unidos y la China. Perú debe facilitar un nuevo diálogo que promueva la ambición entre los EE.UU y el grupo BASIC: Brasil, China, India, y Sudáfrica.  Conversaciones con la Unión Europea para aumentar el nivel de ambición en Perú, Europa, y sus aliados de AILAC podría incrementar confianza. En vista de que Venezuela será el huésped de la reunión pre-COP20, es importante que se produzca una estrecha colaboración entre Perú y Venezuela para asegurar que el llamado a hacer progreso en Lima tenga un fuerte respaldo regional. La diplomacia peruana con los países mas pobres y vulnerables es también de suma importancia.

Segundo, el énfasis del Perú para lograr objetivos climáticos por todos los países, con apoyo de los países desarrollados en cuanto a finanzas y transferencia de tecnología, puede coadyuvar a establecer un diálogo incluyente para reunir las múltiples voces de las negociaciones. Este proceso que involucra a todos es bastante importante para evitar las controversias entre el Norte y el Sur que enturbian las negociaciones. Cuando Perú presentó su compromiso voluntario en el 2008, se estableció una nueva narrativa climática. Esta narrativa necesita ser estimulada, y Lima puede ser el lugar donde se produce el estímulo.

Perú y AILAC tienen la oportunidad de poner su ambición al frente y centro mediante la promoción de sus compromisos. AILAC pudiera considerar un incremento en sus propios compromisos con el fin de generar confianza en el proceso de la ONU y a la vez promover la reducción del uso del carbono que les beneficia a nivel nacional. 

Finalmente, es imprescindible obtener un fuerte respaldo doméstico. El gobierno peruano puede reforzar las importantes gestiones del ministerio del ambiente para asegurar que Perú haga progreso para realizar sus propios objetivos y además establecer un importante legado para COP20.  La contribución del sector privado y la sociedad civil es imprescindible en esta tarea. 

La combinación de estas estrategias pudiera revitalizar las negociaciones climáticas y encaminar a Perú en un modelo de desarrollo mas sostenible. Perú, siendo un país muy vulnerable a los impactos climáticos, necesita promover urgencia, acción, y equidad. Lima será el ámbito decisivo en una campaña decisiva para asegurar que la fecha tope para un nuevo acuerdo climático sea lograda en 2015.

 

 

Guy Edwards es un investigador en el Centro de Estudios Ambientales y co-director del Laboratorio de Clima y Desarrollo de Brown University. Lo  puedes encontrar en guy_edwards@brown.edu.

J. Timmons Roberts ocupa la cátedra Ittleson de Estudios Medioambientales y Sociología en el Centro de Estudios Medioambientales y co-director del Laboratorio de Clima y Desarrollo de la Universidad de Brown.

Este artículo fue publicado originalmente en el sitio http://climatedevlab.org, un proyecto de la Universidad de Brown en Rhode Island.

Favor de consultar nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si desea volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.