Servicios Ecosistémicos apilados y no apilados: Conservación y Conversación

Photo credits: shutterstock
5 de mayo de 2013 Wayne White y Jemma Penelope

Para crear mercados ecosistémicos, hemos tenido la tendencia de separar a la naturaleza holística en pedazos incompletos pero medibles – y después nos preguntamos porque es tan difícil agruparlos en un todo holístico. Posiblemente, en vez de tener servicios ecosistémicos apilados, deberíamos crear más instrumentos holísticos.

El sentido común dicta que las propiedades que generen el mayor beneficio ambiental tendrán que dominar el mayor precio en los mercados ecosistémicos, y que una manera de hacerlo podría ser que la gente pueda apilar servicios ecosistémicos en un mismo pedazo de tierra. Los intentos de poner en práctica esta idea a menudo se empantanan en detalles técnicos y declaraciones que el usuario está buscando obtener una doble compensación, en vez de una compensación justa por los servicios ambientales prestados.

Esto es lamentable, porque ahora tenemos suficientes ejemplos del mundo real para poner en marcha un debate sobre los servicios ecosistémicos apilados y no apilados, y también de si el sistema necesita ser reformado y repensado.

Wayne White del grupo de bancas de mitigación Wildlands, Inc y Jemma Penelope de W2Consulting recientemente lanzaron una discusión en un artículo del boletín The National Wetlands Newsletter. Pedimos a White que recapitule algunas de los temas explorados en ese artículo.

 

EM: Se ha discutido sobre servicios ecosistémicos apilados antes en el Ecosystem Marketplace, ¿Por qué sigue siendo un tema de actualidad? ¿Qué ha pasado con el tema desde que el término fue propuesto por primera vez?

WW: Creo que es importante recordarnos el potencial que tienen los servicios ecosistémicos apilados, y continuar elevando la idea de servicios ecosistémicos no apilados como siguiente punto de la agenda. Quisimos refrescar el diálogo y mayormente aprovechar y reenfocar las oportunidades que buscábamos desde hace décadas cuando los servicios ecosistémicos apilados se discutieron por primera vez. Con esto me refiero a una conservación más comprehensiva, mayor inversión en mitigación del sector privado, con mayores servicios ecosistémicos. Sentimos que con más banqueros creíblemente trabajando con servicios ecosistémicos no apilados, veremos mayor inversión y conservación; mayores flujos que lo que se dirige hoy a los servicios ecosistémicos apilados únicamente.

 

Enfrentemos primero la jerga utilizada, ¿Cuáles son algunos de los términos clave para esta discusión?

Los servicios ecosistémicos unidos son lo mismo que los servicios ecosistémicos apilados: los dos hacen referencia al acto de aprobación de créditos en una misma unidad de tierra o agua. Ahora, lo contrario, servicios ecosistémicos no unidos es igual a servicios ecosistémicos no apilados. Aquí, los créditos de los servicios ecosistémicos unidos y apilados, en la misma unidad de tierra o agua, son separadas y de manera crítica, son vendidas a compradores por separado. Nada realmente prohíbe explícitamente apilar los créditos de servicios ecosistémicos, pero cuando estos créditos llegan a ser vendidos por separado hay frecuentemente preocupación de que exista doble inmersión. Estó ocurre cuando la unidad de medida de mitigación se vende una vez, y luego se vende de nuevo, por lo que ese segundo comprador en realidad no compensa su impacto. Y es este miedo de doble inmersión – los impactos que quedan sin ser mitigados – lo que hace a los servicios ecosistémicos no apilados tan polémicos.

 

Estamos viendo en ocasiones la venta de créditos de los servicios ecosistémicos apilados, por ende las regulaciones existentes han podido permitir esto. ¿Qué dice el reglamento sobre los servicios ecosistémicos no apilados?

En mi/nuestro artículo en National Wetlands Newsletter, (NWL, por sus siglas en inglés), yo/nosotros discutimos como nuestros primeros ensayos en California con los servicios ecosistémicos apilados asumieron un vínculo ecológico indivisible. Inclusive bajo autoridades reguladoras separadas (ie la sección 404 del Acta de Agua Limpia, o Clean Water Act, CWA 404 y el Acta de Especies en peligro, o Endangered Species Act – ESA, por sus siglas en inglés) había una superposición irrefutable entre los humedales y los hábitats de las especies que estábamos tratando, por lo que los créditos vendidos por separado se estarían vendiendo dos veces. Estos proyectos en California fueron cuidadosamente desarrollados con normas contables de crédito para que ambos, humedales y especies, puedan ser conservados en un mismo banco. Esto no solo superó cualquier riesgo de doble inmersión, sino también la previno la no apilación de servicios ecosistémicos, discutidos por Steve Martin y Valerie Lane en artículos anteriores en NWL (en inglés).

 

Actualmente, el Regulatory In-Lieu Fee and Bank Information Tracking System, RIBITS por sus siglas en inglés, muestra varios registros de créditos de servicios ecosistémicos apilados a la venta en bancos en California y Florida, pero en áreas con “mercados emergentes” de mitigación de humedales y especies como en el medio oeste (de EEUU), no vemos que la misma clase de bancos se están estableciendo. La mayoría de créditos listados no son servicios ecosistémicos apilados, a pesar de que los beneficios están siendo bien comunicados en el medio de las industrias. Dado que has tenido la oportunidad de ver esto por varios años, ¿podrías comentar porque no vemos que se retome este mecanismo de la manera que algunos pensaron que ocurriría?

Creo que un elemento importante es que el usar el típico ejemplo de humedales y especies en peligro de extinción para todos los lugares simplemente no aplica. Como dices, los nuevos mercados para mitigación, actualmente están concentrados en el sur ó en el medio oeste del país, donde existen pocas especies dependientes de humedales naturales, entonces, inclusive con herramientas regulatorias y económicas en esos lugares como los de California o Florida, la simple biología puede convertirse en una barrera. Algunos sienten que es interesante mirar la sobreposición de humedales y especies, pero que tal vez California solo tuvo “suerte”, y es más difícil aplicar esas lecciones en otros lugares de lo que se pensaba originalmente.

 

La encuesta de Fox 2008, fue como un punto de referencia dentro de la industria de la mitigación y demostró el consenso en el reconocimiento que los servicios ecosistémicos apilados legítimos son posibles (y deseables), aunque la doble inmersión es inapropiada, pero claramente distintos entre sí. ¿Cuál será la próxima etapa de este debate?

Más créditos de servicios ecosistémicos apilados existentes en el mercado ahora significa que existen más ejemplos a analizar, por lo que creo que ahora podemos tener una discusión más crítica y sofisticada. Podemos hablar de manera específica sobre la política, regulaciones e implementación y esto será la clave para identificar donde hay en efecto oportunidades reales para tomar el próximo paso de no apilar los servicios ecosistémicos, y tampoco tener doble inmersión.

Tenemos que mirar a algunas de las suposiciones que se hicieron en la interpretación de la normativa durante los ensayos iniciales de California. Los organismos establecieron la seguridad necesaria a la contabilidad para que los créditos de los servicios ecosistémicos apilados no sean sobre-vendidos o vendidos para compensar más de un impacto, y se ha demostrado que estas medidas son lo suficientemente fuertes como se necesita para asegurar que en la actualidad se puede apilar créditos.

Al observar con detenimiento la intención de la normativa, seremos capaces de legítimamente no apilar los créditos de los servicios ecosistémicos cuando existan las condiciones ecológicas y el reglamento adecuados, y se permita a los banqueros crear créditos de servicios ecosistémicos apilados en más sitios potenciales.

 

 

Tu artículo sugiere que no ha existido el crecimiento que muchos esperaban. Con políticas aún bajo desarrollo en muchas áreas, parece que la idea de apilar créditos ecosistémicos no ha alcanzado todavía su potencial, a pesar de que varias personas y empresas siguen muy interesadas en apilar los componentes como el secuestro de carbono y la reducción de nutrientes en el agua. ¿Por qué crees que a pesar de la motivación, nadie ha llegado a vender créditos comercialmente viables?

Creo que necesitamos ampliar nuestra mirada y en el artículo menciono los diferentes elementos del ecosistema que las personas están considerando apilar – especies forestales con carbono, calidad de agua o ríos y especies acuáticas asociadas. Otros buscan tranquilamente estos otros recursos como calidad del agua ó carbono, y también podemos ver cuanto interés y potencial podría haber en el mercado de calidad de agua con el nuevo Sistema de Comercio de la cuenca del río Ohio, y los programas del Chesapeake Bay. Aún así seguimos esperando el marco legal para hacerlo posible en muchos lugares. Los créditos de carbono son un buen ejemplo – en la actualidad solo el mercado voluntario de carbono es cuantificable y el valor económico para los créditos de carbono es menor al de los humedales, de calidad de agua o de créditos de especies/hábitat.

 

Mientras se reconocen los límites potenciales de la idoneidad biológica, algunas personas han sugerido que un modelo o protocolo claro para apilar, podría ofrecer certeza a reguladores e inversores, y fomentar la creación de bancos de servicios ecosistémicos apilados. Mencionaste como el artículo de Layne demuestra que la contabilidad es técnicamente factible, pero ¿hay un nivel de posible complejidad y tecnicidad que creas que necesita mayor consideración?

En el artículo nosotros/yo quisimos incentivar a los lectores a reconocer el desafío que implica cuando se trata de implementar un acercamiento suficientemente generalizado y accesible a todas las regiones y ecosistemas, pero a la vez suficientemente específicos para demostrar de manera adecuada que la doble inmersión no ha ocurrido. La contabilidad depende de la biología de las especies en cuestión, pero ahí existe un conflicto entre la consistencia de las políticas en diversas agencias y autoridades, y la diversidad biológica entre regiones. Inclusive con una resolución a ese desafío, el argumento económico es también importante – hay peligro de que las directrices de diseño o modelos sean simplemente demasiado caras para desarrollar, implementar o regular comparado a la ganancia biológica o financiera final. Hay muchos más elementos para balancear con un método como un ‘modelo’, que puede ser la razón por la cual no ha sido en enfoque seguido.

 

Artículos anteriores sobre servicios ecosistémicos apilados han presentado que este tipo de créditos apilados pueden ser comercializados y vendidos a un rango mayor de compradores, dando una cierta estabilidad económica para la financiación de proyectos, e idealmente, que este tipo de diversidad puede fluir hasta los desarrolladores de proyectos de mitigación invirtiendo en un rango mayor de servicios ecosistémicos para restaurar y conservar.

La tesis original era que cuando los créditos por servicios ecosistémicos apilados fueran generados legítimamente desde la misma hectárea, entonces esa sola hectárea generaría un mayor rendimiento, por lo que atraería más inversión, pero también un mayor interés en la restauración de más componentes de ese ecosistema. Más y mejor restauración podrían resultar si la apilación de los servicios ecosistémicos fuera común.

 

Pero, eres muy claro en tu artículo donde dices que a pesar de este interés en los créditos de servicios ecosistémicos apilados hasta la fecha, el NO-apilar los servicios ecosistémicos es lo más importante de alcanzar realmente la diversidad requerida -  tanto para las inversiones como para la conservación. ¿Podrías explicar esta distinción que haces un poco más a fondo?

Cuando se trata de vender créditos, podemos ver que en el mercado los créditos por servicios ecosistémicos apilados le dan a los dueños de bancos la oportunidad de diversificar. Sin embargo, con algunos años de observación el beneficio económico ha demostrado ser un poco más complejo y cada vez es más claro que tenemos que ser capaces de des-apilar para aprovechar los verdaderos beneficios económicos.

 

Tu artículo describe cómo al tener servicios ecosistémicos apilados en California, ambos tipos de crédito en un banco de servicios ecosistémicos apilados pueden ser comprados como una unidad de mitigación. Si sólo uno de los tipos disponibles se necesita, el otro se retira y esto evita la doble inmersión. Al ver que estas transacciones tienen lugar, tu artículo habla de cómo esto podría ser actualizado, para ampliar el mercado.

En California, hasta ahora hemos visto que típicamente los créditos de los servicios ecosistémicos apilados se venden como los créditos más caros. Se podría decir que esto es realmente solo mercadeo – permite el acceso de parte del banco a ese otro mercado de mitigación y a adicionales potenciales compradores, pero no parece ofrecer la capacidad de fijar el precio de un crédito de manera que  fomenta verdaderamente una mayor inversión. Y me refiero tanto a la inversión financiera, y al rango de servicios ecológicos restaurados.

 

En el artículo describes el término apilado como algo que teóricamente "crea mayor conservación total", pero que en la práctica la apilación de servicios ecosistémicos puede sólo implicar que ese total de considera de manera diferente. ¿Es así?

Sí, los créditos de los servicios ecosistémicos apilados pueden llevar a una ventaja competitiva donde hay dos clases de mitigación cubiertas (especies y humedales, como ejemplo) para tener algo con que se pueda atraer a los compradores, pero mirando las ventas globales, podría significar el dividir la venta de las hectáreas, sin sumarlas. Vemos a banqueros menos dispuestos a invertir más en un crédito de servicios ecosistémicos apilados, por no estar seguros de que pueden cotizar de manera diferente, y que la ventaja competitiva no es suficiente para inclinar la balanza.

 

Haces algunas sugerencias, y resaltas algunas ideas sobre como forjar un cambio y hacer que la industria llegue a Fase II: el no-apilar los servicios ecosistémicos. La idea de un crédito “ecológico” ha sido discutida en algunos contextos -  ejem: Una unidad de crédito abarca los atributos y funciones ecológicas de la zona afectada. ¿Cómo se relaciona esto con los servicios ecosistémicos apilados y no apilados?

La introducción de un crédito ecológico podría ser capaz de ampliar la restauración ecológica dentro de los créditos de mitigación y conservación. Si ese tipo de crédito nuevo puede identificar todos los aspectos ecológicos dentro de una unidad de crédito ecosistémico desde el principio, entonces los aspectos pertinentes podrían ser confiables "desagrupados" y vendidos a los compradores de acuerdo con su impacto específico. Idealmente, esto sería un incentivo más tangible para invertir más y restaurar más, porque se puede vender más. Esa es la clave para un incentivo eficaz - la restauración alineada con más ganancia.

 

Reconociendo que las unidades de créditos ecosistémicos serían muy costosos para desarrollar, que requerirían de la colaboración interinstitucional sin precedentes, así como un sistema de monitoreo altamente sofisticado, tu artículo introduce un nuevo enfoque, ¿puedes describirlo?

Sí, se hicieron esfuerzos para la Unidad de Crédito de Ecosistemas en Oregon para mejorar la atención a los niveles ecológicos, pero hubo dificultades en alcanzar este nivel de coordinación. Al aprender de esto, algunos hemos estado investigando la posibilidad de establecer créditos basados en la separación de servicios ecosistémicos fundamentado en la interpretación de cada uno de los reglamentos que rigen, bajo la autoridad de recursos naturales de las diversas agencias. Esto podría permitir tener de manera más específica la acreditación de los servicios ecosistémicos y que sea posible contabilizar correctamente los atributos del crédito que se solapan y prevenir el riesgo de doble inmersión. Hemos empezado esta discusión con el ejemplo de la regulación 404 CWA de calidad de agua, y la posibilidad de adicionales créditos de carbono.

Un ejemplo sería un crédito de carga de nutrientes sumado a un crédito apilado de especies. Si el crédito de nutrientes se utiliza para compensar un punto de descarga que no tuvo impacto en las especies con el crédito apilado, entonces el des-apilarlo y usar el crédito de especies para compensar un impacto ocurrido en otro lugar no significaría doble inmersión.

 

Como lo señalas, han crecido las "historias de éxito y cuentos con moraleja detrás de los servicios del ecosistema" en la última década o más, y sientes que es hora de dejar atrás los múltiples servicios de conservación de los ecosistemas en un pedazo de tierra e ir a la siguiente fase con servicios ecosistémicos no apilados.

Sí, es tiempo de discutir los servicios ecosistémicos no apilados como el camino para asegurar cada aspecto de los ecosistemas con los que tratamos obtiene inversión y resultados ecológicos óptimos. Quisimos enfatizar que la oportunidad de expandir tanto la conservación como el respaldo financiero requiere que todo esto siga siendo un importante debate.

 

 

Wayne White es veterano de más de 30 años del Servicio Forestal y Aquatico de EEUU (Fish and Wildlife Service, o FWS, por sus siglas en inglés), y ahora es Director de Negocios para Wildlands, Inc.  Lo puedes encontrar en wwhite@wildlandsinc.com.

Jemma Penelope es consultora para la industria de Bancas de Conservación y especies, y la puede encontrar en jemmapenelope@gmail.com.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el Ecosystem Marketplace. Haga click aquí para leer el original en inglés.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza.org.

Favor de consultar nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.