Tres regiones del Perú se unen al Governors’ Climate and Forests Task Force

4 de octubre de 2013 Elisa Arca

El día de ayer, 3 de Octubre, las regiones peruanas de San Martin, Loreto y Ucayali oficializaron su unión al Governors’ Climate and Forests Task Force (GCF). Bajo este acuerdo, estas autoridades locales se comprometen a colaborar entre sí y con el GCF. La alianza se firmó en el marco de la Reunión Anual del GCF que tuvo lugar en Puerto Maldonado, capital Madre de Dios, región que ya había firmado este acuerdo previamente.

El Governors’ Climate and Forests Task tiene como objetivo la reducción de la deforestación y la consolidación de vías de desarrollo bajas en emisiones, por medio del trabajo en unidades subnacionales: provincias, regiones o estados. El GCF ya cuenta con aliados en Brasil, México, Estados Unidos, España, Nigeria e Indonesia.

Para los nuevos miembros, el GCF constituye una importante plataforma que servirá para exponer las actividades que ya se vienen realizando en materia de lucha contra la deforestación. Asimismo, permitirá unirse a modelos jurisdiccionales que permitan reforzar este objetivo. Además, la membresía al GCF hará posible el fortalecimiento de capacidades de las regiones.

 

AVANCES EN SAN MARTÍN

La última región peruana en integrarse a GCF es San Martin, la cual, según declaraciones de funcionarios de ese mismo gobierno regional, aún tiene el 72% de los bosques en pie. Esta cifra alentadora no refleja el hecho de que, hasta el año 2000, San Martin fue la región más deforestada del Perú (con un pico de 50 mil hectáreas por año). Este fénómeno se dio tras apertura de vías y una política de colonización de la selva.

En los últimos años, San Martín viene demostrando la viabilidad de proyectos de protección de áreas naturales. Ejemplo de ello son cuatro proyectos validados: entre ellos, uno ubicado en la zona de Alto Mayo. Un segundo proyecto, el Parque Nacional Cordillera Azul, se encarga de la protección de más de medio millón de hectáreas.

Consultada por Valorando Naturaleza, Silvia Reátegui, gerente de la autoridad regional ambiental del gobierno regional de San Martin, señaló que el trabajo a nivel subnacional hace posible encontrar nuevas vías de desarrollo que no son necesariamente prioridad para el Estado. Para la funcionaria, mientras que el modelo peruano apuesta por una economía basada en la extracción, la región San Martín trabaja por un “crecimiento verde”.

“Es importante articularnos con espacios como el GCF, que vienen trabajando niveles subnacionales, generando mecanismos y formas para detener la deforestación y que, muchas veces, impulsan el trabajo hacia arriba, como el que estamos haciendo en la región” agregó Reátegui.

 

 

OBJETIVOS COMUNES

En esta misma línea, César Villanueva, presidente regional de San Martín y presidente del Consejo Interregional Amazónico (CIAM) afirmó que “al trabajar juntos por medio del GCF, usaremos esta importante plataforma como base para desarrollar nuestra propia estrategia para proteger bosques y combatir el cambio climático en la zona amazónica”. 

“Juntos podemos demostrar al mundo la importancia de elaborar programas jurisdiccionales para reducir las emisiones de la deforestación y el uso de las tierras a la vez que aseguramos una vida sostenible para las comunidades rurales”, refirió.

Un ejemplo de cómo se viene realizando esta articulación, a nivel subnacional y nacional, se evidencia en Brasil. Allí, los estados de Acre, Amapá, Amazonas, Mato Grosso, Pará y Tocantins, ofrecen apoyo a la estrategia nacional de los mecanismos REDD+.

Se espera que en las regiones peruanas se puedan lograr los resultados ya obtenidos en los estados brasileños, los que, desde 2005, han reducido la deforestación por más del 75%, evitando emisiones de más de 3 mil millones de toneladas de dióxido de carbono.

La reducción de la pobreza es otra de las preocupaciones de los estados y regiones miembros del GCF. Divaldo Rezende, Secretario Especial para la Inversión en Tocantins, notó que “Tocantins tiene un fuerte compromiso con la estrategia y la aproximación del GCF; es muy estratégico reforzar el valor de los bienes ambientales y transformar ese valor en el desarrollo sostenible para comunidades locales”.

“Los estados brasileños del GCF asocian el desarrollo sostenible con la gran meta de reducir la pobreza a la vez que se conserva bosques y recursos naturales.  El GCF da un camino para lograr esas metas”, precisó.

 

INICIATIVAS RECIENTES DEL GCF

Los nuevos miembros del GCF se beneficiarán con herramientas diversas, como un recientemente inaugurado programa de capacitación que incluye un esfuerzo por mapear y mejorar la red de organizaciones civiles, académicas, gubernamentales, sector privado y organizaciones de financiamiento.

Asimismo, en 2013 el GCF lanzó formalmente el Fondo del GCF, un mecanismo de financiamiento independiente que apoyará las necesidades colectivas y actividades de prueba-de-concepto de todos los miembros del GCF.

El GCF recibe apoyo de la Fundación de Gordon y Betty Moore, la Fundación Climate Works, la Alianza de Clima y Uso de la Tierra, y la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo.

 

Elisa Arca es periodista. Vive en Lima, donde escribe para el sitio web Cambia.pe. Puedes contactarla en el correo elisa.arca@gmail.com.

Favor de consultar nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si desea volver a publicar este artículo en otra fuente.

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.