Un cuento de hamburguesas y bollos: cientos de compañías dicen estar reduciendo la deforestación, pero sólo 35% de ellas tienen como probarlo

7 de junio de 2016 Stephen Donofrio

Cerca de 400 empresas basadas en productos básicos se han comprometido a detener la recolección de soja, carne de res, de palma y de papel y celulosa en formas que impulsan la deforestación, pero un análisis de empresas registradas por la iniciativa de Supply-Change.org  de Forest Trends muestra que sólo el 35% de ellos hace posible el seguimiento de su progreso. Esto debe cambiar si se ha de lograr un progreso real.

Deconstruye una hamburguesa, y ¿qué es lo que tienes? Carne de res - tal vez de Paraguay - en un bollo que podrían contener soja de Brasil y el aceite de palma de Indonesia, todo ello envuelto en una bolsa de papel hecho de árboles de Malasia pulverizados.

 Hace una década, se podría haber asumido que cada uno de estos ingredientes se produjo a expensas de los bosques tropicales, que estaban siendo aplastado en masa para dar lugar a plantaciones gigantes. Que, por desgracia, sigue siendo una buena apuesta, pero no es una segura, porque cientos de empresas se han comprometido a producir o surtirse de palma, madera y pulpa, la soya y el ganado de una manera que no impulsan la deforestación.

En nuestro más reciente informe, El cambio de alimentación: Siguiendo los compromisos institucionales de las cadenas de suministro libre de deforestación, de 2016, hemos rastreado 579 compromisos individuales de 366 empresas - a partir de 307 compromisos de 243 empresas en marzo del año pasado - y se nota que, de las 366 empresas, la mayoría todavía no han informado de los avances en sus promesas. Es preocupante que esa cifra incluye a empresas cuyos compromisos se supone que deben cumplirse antes de este año. Lo que es más, la gran mayoría de las empresas que operan en los sectores de la carne de vaca y de la soja todavía no han hecho ninguna promesa en absoluto.

Presentamos nuestros resultados en el Foro Mundial de paisajes en Londres, donde los inversionistas de todo el mundo están buscando a poner dinero en iniciativas de agricultura sostenible. 

Hacer un balance

Una conclusión evidente destaca: la divulgación sobre el progreso hacia los compromisos es insuficiente como información pública sobre el progreso sólo está disponible para uno de cada tres compromisos. 

La mayoría de las empresas que se han comprometido a reducir la deforestación tienen su sede en América del Norte y Europa, lejos de la deforestación relacionada con los productos básicos. También tienden a ser grandes entidades, que cotizan en bolsa, la negociación de productos alimenticios, y bien conocido por los consumidores - pero que compran a las empresas más pequeñas, menos visibles, y menos transparentes.

En el informe, miramos más allá de los que han hecho compromisos, y en su lugar en 566 empresas, que representan al menos US $ 7,3 billones de dólares en capitalización de mercado, que fueron identificados como de riesgo de deforestación ligada a estos cuatro productos básicos.

De las empresas que operan en la palma, el 61% han adoptado compromisos, en comparación con sólo el 15% en el ganado vacuno y el 19% en la soja. La disparidad es alarmante porque se estima que la producción de ganado ocasiona 10 veces más deforestación que la palma.

Eso es en gran parte debido a la atención que se presta a la palma, como las campañas de alto perfil contra compañías como Nestlé y Kellogg´s para reducir la destrucción de los bosques ligada al aceite de palma.

De cara al futuro, el desafío es hacer brillar este mismo tipo de luz sobre la soja y la carne, a la vez que se mueve más y más abajo en la cadena de suministro, a los cientos de miles de pequeños agricultores que suministran la mayor parte de la carne y la soja que termina en hamburguesas y bollos.

¿Qué está pasando ahora?

Un número pequeño pero creciente de los inversores han empezado a trasladar sus explotaciones agrícolas de las plantaciones tradicionales que vienen a expensas de los bosques y los pequeños propietarios a actividades más sostenibles, muchas de las cuales obtener un rendimiento ayudando a los agricultores a ser más eficiente, eficaz y de negocios inteligente .

Para la mayoría de las empresas, es una nueva forma de pensar, y el Foro Mundial de paisajes de ayer fue diseñado para moverse hacia adelante, por lo que se optó por lanzar nuestro informe ahí.

Organizaciones como el Consumer Goods Forum también están moviendo la pelota hacia adelante con nuevas herramientas como las Directrices de Abastecimiento Sustentable de soja, que ayudan a las empresas a desarrollar sus propias políticas de abastecimiento de soja.

En conjunto, estas y otras iniciativas están trayendo la luz brillante de la transparencia en una parte previamente opaca de la economía mundial - y ayudando a eliminar la deforestación de los productos que usamos todos los días.

 

 

Stephen Donofrio es un asesor principal en Supply Change, un proyecto de Forest Trends´Ecosystem Marketplaceque permite a los usuarios rastrear el progreso de los compromisos del sector privado para eliminar la deforestación de las cadenas de suministro de productos básicos. Allie Goldstein es Asociada en el Programa de Carbono de los Ecosistemas del mercado. Ella puede ser localizada en sdonofrio@ecosystemmarketplace.com.

Artículo traducido por Valorando Naturaleza

Por favor consulta nuestros Lineamientos de Reimpresión de Artículos si deseas volver a publicar. 

 
©Copyright 2018, Forest Trends Association. All Rights Reserved.